Última hora

La UE estudia mañana su respuesta a una ola inmigración del norte de África.

Síguenos en Twitter en @inmigrantes haciendo click AQUÍ.

* Hechos y recuerdos del 23-F

 Internacional, eldia.es

Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) debatirán mañana cómo responder a la eventual llegada masiva de inmigrantes procedentes del norte de África, a raíz de las revueltas ocurridas en las últimas semanas en Túnez, Egipto y Libia.
Solamente la violencia en Libia podría generar la llegada a la UE de entre 500.000 y 1,5 millones de personas, según un calculo de Frontex, la Agencia de fronteras exteriores de la UE.
Según fuentes europeas, esa cantidad responde mayormente a subsaharianos que residen en Libia y el norte de África y que tras las revueltas podrían intentar entrar en la UE, "principalmente en Italia, Malta y Grecia".

La cuestión se examinará en un Consejo de ministros de Interior en el que se tratarán "todos los escenarios posibles", empezando por la situación de los más de 5.000 ciudadanos tunecinos llegados recientemente a la isla de Lampedusa (Italia), explicaron fuentes de la actual presidencia húngara de la UE.

Italia, la Comisión Europea y miembros de Frontex informarán a los estados miembros de las medidas adoptadas hasta la fecha para resolver la situación creada en Lampedusa y examinarán qué otros pasos son necesarios en el futuro próximo.

Frontex, que a petición de Italia opera ya en la zona central del Mediterráneo, ofrecerá datos sobre las tareas realizadas para detectar nuevos flujos migratorios, especialmente procedentes de Libia.

Se hablará de "la contribución que deben hacer los países para mantener la situación bajo control a corto plazo y se estudiarán otras acciones a medio y largo plazo", indicaron las fuentes, que rehusaron hacer estimaciones sobre el número de inmigrantes que podrían llegar próximamente hasta las costas europeas.

"Necesitamos un análisis más profundo de las amenazas potenciales. Hay una diferencia clara entre los inmigrantes procedentes de Túnez y los de otros países", añadieron.

Por un lado, los países harán hincapié mañana en la necesidad de adoptar un "enfoque global", y por otro tratarán la responsabilidad que cada uno deberá asumir para responder a la situación, aunque, según la presidencia, es poco probable que se debatan sumas económicas concretas de ayuda.

En la reunión, a la que asistirá el vicepresidente primero del Gobierno de España y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, España insistirá en la necesidad de implicar a los países de la ribera sur del Mediterráneo en las decisiones que adopte la UE, explicaron fuentes diplomáticas españolas.

"No puede ser una acción europea autónoma respecto a esos países, sino que debe formar parte del diálogo y de una respuesta integrada", explicaron las fuentes.

Por otra parte, los Veintisiete pasarán revista a los avances de cara a la futura incorporación al espacio Schengen de Bulgaria y Rumanía.

Aunque el proceso está "muy avanzado" en el caso de Rumanía, que ya ha cumplido todos los requisitos técnicos exigidos para entrar en la Europa sin fronteras, Bulgaria todavía tiene que seguir trabajando en algunos puntos.

Sin embargo, desde el punto de vista político, países como Francia o Alemania critican el grado de corrupción existente y cuestionan que esos países estén preparados para entrar en el espacio Schengen.

Por todo ello, está previsto que el Consejo se limite a constatar los avances y a seguir analizando los progresos en el futuro.

Otros de los temas que se tratarán mañana serán el acuerdo de readmisión de inmigrantes irregulares entre la UE y Turquía y el mecanismo para supervisar la exención de visados en los países de los Balcanes occidentales.

Libros Libres
-(.pdf 342 kb)
* Retos de la nueva configuración del Sistema Financiero Internacional en el contexto de la crisis económica.
Carlos Cesar Torres Paez.

No hay comentarios