Última hora

Inmigrantes asaltan la casa de un político en Melilla

El ex presidente de Melilla y actual líder de la oposición, Mustafa Aberchan (CPM), ha sostenido hoy que cobijó anoche a inmigrantes que acababan de saltar la valla en su casa debido a la actitud "violenta" de algunos agentes hacia los subsaharianos.

En una rueda de prensa, Aberchan ha narrado cómo ha vivido en las últimas horas la entrada de unos 50 inmigrantes a la ciudad, en la que él se convirtió en protagonista por el desarrollo de los acontecimientos.

Ha explicado que sobre las 22.00 horas se dirigía a una mezquita cuando vio a un grupo de inmigrantes por la carretera, acompañados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que desviaron el vehículo en el que iba a otro carril.

Una hora más tarde, según ha relatado, recibió un mensaje de un médico, compañero de profesión, que le advirtió de que algo sucedía en su domicilio, a donde el dirigente político acudió de inmediato.

Al llegar, se encontró la calle "estrecha" en la que vive "tomada por la Policía" y a un grupo de unos 30 inmigrantes que estaban agrupados de forma "escandalosa e inhumana".

El ex presidente de Melilla ha denunciado que inicialmente la Policía no le dejó acceder a su domicilio, alegando que había un cordón policial y no se podía pasar, actitud que ha censurado, ya que se encontraban en su propiedad y "tenía que asegurarse a que no iba a haber ningún tipo de agresión".

Aberchan ha aseverado que él no tenía ningún reparo a que los inmigrantes y la Policía estuvieran en su casa el tiempo necesario, pero solicitaba que se hiciera el trabajo "de forma elegante, respetuosa y pacífica, porque lo que estaba habiendo no era en esas coordenadas".

Según el líder de la oposición, la imagen de los inmigrantes y la actitud de algunos agentes "invitaban a abrir las puertas" de su domicilio, máxime cuando había algunos subsaharianos que estaban heridos y "peligraba su vida".

En concreto, ha hablado de que de los 31 que accedieron a su vivienda, unos 6 sangraban de diversas heridas y otro más tenía síntomas de asfixia.

Para Aberchan, era cuestión de tiempo y de hablar con los inmigrantes el conseguir que se movieran, en lugar de mantener una actitud "violenta" por parte de la Policía.

Finalmente, los inmigrantes abandonaron el domicilio del expresidente con el compromiso de que iban a ser conducidos al Centro de Estancia Temporal (CETI).

Aberchan ha defendido que su actuación fue la que hubiera hecho cualquier ciudadano y ha resaltado que el comportamiento de los inmigrantes y de los mandos policiales fue "ejemplar", pero no el de algunos agentes.

Ha pedido que no se "criminalice" a los subsaharianos, sobre todo a raíz de las últimas noticias tras la llegada de una patera el pasado domingo en la que los inmigrantes llevaban palos y cuchillos, ya que solo pretenden que se les asista con unas condiciones "mínimas".

La Nueva España

Para leer..
La crisis del PSOE, ¿Un callejón sin salida?.

No hay comentarios