Última hora

IU denuncia ante la Fiscalía el vallado de asentamientos de inmigrantes en Tierras de Almería

Fernando Plaza y Sanaa Chlihi

Fernando Plaza y Sanaa Chlihi, representantes del área de Inmigración de Izquierda Unida además miembros de la Plataforma Derechos y Justicia Social de Almería han presentado hoy un escrito en Fiscalía en el que denuncian que han sido cerrados con vallas los asentamientos construidos con material de desecho por trabajadores inmigrantesen Tierras de Almería, en El Ejido.

Escrito

En paraje “Tierras de Almería” de la localidad de El Ejido, provincia de Almería, España, han sido cerrados con vallas los asentamientos construidos con material de desecho por trabajadores inmigrantes.

Estas personas han construido sus asentamientos en tal lugar porque es próximo al lugar donde los emplean: en fincas dedicadas a producción agrícola bajo plástico. La forma de contratación, verbal y de duración extensible sólo a la jornada, fuerza a buscar la disponibilidad continua a las personas que venden su fuerza de trabajo, encontrando tal disponibilidad sólo al establecerse entre los propios terrenos invernados.

A ello contribuye, junto a la práctica de contratación laboral referida, la dificultad de acceder a una vivienda en alquiler, y las dificultades de transporte, al carecer los trabajadores afectados de medios propios y no llegar hasta las fincas los medios públicos de transporte.

Ese es el origen del chabolismo ubicado con material de desecho junto a determinados invernaderos. Chabolas que no reúnen condiciones higiénicas ni de habitabilidad, pero que permiten vivir temporalmente a sus moradores junto al lugar de trabajo eventual, y que son un refugio para quien carece de otro lugar donde morar.

En fecha que no podemos concretar los propietarios del terreno han vallado, impidiendo el acceso a las moradas de personas no “identificadas” por los empleados de la empresa de vigilancia privada contratada, A.M., según un letrero ubicado por la misma registrada bajo nº2244 en la Dirección General de Seguridad Privada del Ministerio de Interior, y cerrando los accesos por la noche. De tal forma que sólo es posible entrar y salir de las chabolas bajo el acoso del personal de tal empresa.

Según la información recabada la empresa bancaria Banesto es quién posee la mayor parte de terreno.

De tal forma se coarta la entrada en el propio domicilio de estos trabajadores, porque, por precario que sea, el asentamiento es su domicilio, y se acosa la intimidad de estas personas, al par que la actuación constituye una coacción para forzarles a abandonar el lugar.

Esta situación creemos violenta los artículos 12 y 13.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Así como las normas concordantes de la legislación española sobre inviolabilidad del domicilio y libertad de residencia.

Si ya venía siendo vulnerado el derecho a una vivienda digna de los pobladores de los asentamientos citados, respecto de la vivienda temporal que han encontrado, la situación descrita infringe su derecho a la libre circulación, al impedirse el acceso por las vías existentes entre los invernaderos; su derecho a la intimidad, al someterse al albedrío de los vigilantes quién entra y quién no; y corre riesgo el derecho a la salud, porque la disposición del vallado impide el acceso de servicios de emergencia.

Teleprensa

Libros Libres
-Una contribución a la Sociología de la Cultura española (1959-1964)
Eloy Terrón Abad

No hay comentarios