Última hora

Nueve de cada diez bolivianos en España están ya en situación regular

Nueve de cada diez inmigrantes bolivianos que viven en España se encuentran ya en situación regular, según datos ofrecidos este jueves por su embajadora, María del Carmen Almendras, quien ha destacado que "la balanza se ha invertido" respecto de 2009, cuando se calculaba que el 80% de los 300.000 originarios de Bolivia que se estimaba que vivían en el país carecía de permiso de residencia.

Almendras ha atribuido este "logro" al mayor esfuerzo diplomático en España del país que gobierna Evo Morales, que en 2006 contaba con un consulado para 300.000 ciudadanos y en la actualidad, dispone ya de siete oficinas consulares --tiene en perspectiva abrir una octava en las Islas Canarias-- y capacidad para expedir 350 pasaportes al día.

No obstante, la embajadora ha reconocido que el acusado retorno de la población boliviana a su país de origen o a terceros Estados con la crisis económica ha podido tener que ver con esta reducción de la irregularidad. De hecho, en 2008 figuraban 236.048 bolivianos en el Padrón Municipal y al cierre de 2012, eran 163.553 los inscritos en este registro.

Según ha dicho, aún teniendo en cuenta que "más de 15.000 bolivianos tienen la doble nacionalidad" y, por tanto, salen de esta estadística, los datos de que dispone la Embajada apuntan a que "unos 40.000" habrían abandonado España en los últimos cinco años, bien con destino Bolivia, bien hacia terceros países latinoamericanos o del espacio europeo, en el que se pueden mover libremente si tienen permiso de residencia en España.

La embajadora ha puesto el acento en que al final, "la buena noticia" es la reducción de las tasas de irregularidad entre sus compatriotas, que también tiene su reflejo en los datos de las actuaciones policiales: en 2008 fueron expulsados a Bolivia 1.406 ciudadanos por encontrarse en España en situación irregular, cifra que en lo que va de año ha quedado reducida a 265. "Este año habrá menos de 400 retornados por esta condición", ha destacado.

Almendras ha explicado que la comunidad boliviana en España presenta además, la particularidad de ser una inmigración tardía, que "no había terminado de asentarse cuando saltó la crisis económica" y que, por tanto, pudo "reconsiderar de inmediato" su permanencia en España y marcharse a otro país antes de comprometerse, por ejemplo, con una hipoteca. En este sentido, ha destacado que sólo se han detectado 10 casos de bolivianos afectados por desahucios en todo el país.

No obstante, el desempleo ha hecho mella sobre sus ciudadanos como en el resto de los extranjeros provocando un mayor retorno entre los hombres --parados de la construcción, principalmente-- que entre las mujeres, que actualmente son mayoría en la comunidad boliviana en España y que siguen manteniendo el trabajo en el sector servicios y en el ámbito del empleo doméstico, fundamentalmente.

Otro de los efectos colaterales de la crisis ha sido la reducción de las remesas que los inmigrados envían a Bolivia, aunque según la embajadora, "han caído pero no sustancialmente" y siguen representando el 45 por ciento de todo el dinero que los 'bolivianos por el mundo' remiten a sus familiares.

En su opinión, las medidas adoptadas por el Ejecutivo de Evo Morales para que el grueso de los beneficios de la explotación de los recursos naturales bolivianos reviertan en el país está detrás, en última instancia de este retorno de los emigrados, ya que Bolivia ha pasado de ser "un país mendigo" a un Estado que crece al 5% anual, que ha reducido un 18% la tasa de pobreza "y que hoy tiene superhávit fiscal".  

En esta línea, ha asegurado que su Gobierno da prioridad a las migraciones en las relaciones bilaterales con España y que ha adoptado medidas como firmar el Convenio Iberoamericano de Seguridad Social --permite a quien ha trabajado en España gozar allí de su pensión de jubilación--, homologar los permisos de conducir o facilitar el regreso con el menaje del hogar que están repercutiendo positivamente en sus emigrantes en el país.

La embajadora ha señalado que también se han tomado medidas para los retornados, como ventajas en el acceso a créditos para emprendimiento o facilidades para gozar de una vivienda de protección pública. Con todo, ha avanzado que se trabaja en nuevas iniciativas para favorecer el regreso de los emigrados, al estilo de las adaptadas por el Ejecutivo ecuatoriano pero "adaptadas a las particularidades" de la comunidad de Bolivia.

En la actualidad, la boliviana es la novena nacionalidad extranjera más numerosa en España, con 159.103 personas titulares de un permiso de residencia, según los datos del Ministerio de Empleo actualizados a 31 de marzo de este año. En el Padrón Municipal, por su parte, figuraban  inscritas a 1 de enero de 2013 un total de 163.553 nacionales de Bolivia.
epsocial

No hay comentarios