Última hora

¿Deben desaparecer los CIE?


El paso por Centros de Internamientos de Extranjeros (CIE) está causando “sufrimiento innecesario” en muchas personas; la reclusión en este tipo de centros “se está utilizando de manera generalizada y abusiva”. Lo denuncia Luis Muñoz, director de la Fundación Migra Studium, vinculada a la Compañía de Jesús.

La Fundación está participando con diversas entidades en actividades contra la vulneración de los derechos humanos en el CIE de la Zona Franca de Barcelona, informó el arzobispado de Barcelona.

Junto con SOS Racismo, Migra Studium ha expresado su intención de presentarse como acusación particular en el caso de un ciudadano armenio que se suicidó el pasado mes de diciembre en este CIE de Barcelona.

Muñoz destacó el interés de la entidad en “poner de manifiesto los errores en el sistema que han podido permitir este desenlace, porque no olvidemos que  mientras alguien está privado de libertad, el Estado es garante de su integridad física y de su vida”.

El abogado y miembro de Migra Studium José Javier Ordóñez, señaló que la decisión de implicarse en acciones judiciales responde a la voluntad de “conseguir transformaciones relevantes en la manera de gestionar el internamiento”.

En enero de 2012 falleció un joven guineano interno del mismo CIE de Barcelona, tras recibir una asistencia médica que no logró salvar su vida. El centro ha registrado también varios disturbios y ha estado en el punto de mira de políticos, jueces y entidades sociales.

Esta semana, los dos jueces encargados del control de este CIE han exigido medidas para mejorar las condiciones de los internos, como eliminar las barreras físicas en las salas de visitas y ampliar los horarios de visitas.

Migra Studium, juntamente con la Plataforma de Entidades Cristianas con los inmigrantes, puso en marcha hace más de un año un grupo de voluntarios que realiza visitas a internos del CIE de Zona Franca. Este grupo afirma haber constatado las dificultades que encuentran las familias y las organizaciones sociales para visitar a los internos y las limitaciones de derechos que sufren.

La Asociación Pro Derechos Humanos de España ha escrito una carta al Ministerio del Interior en la que denuncia maltrato policial y malas condiciones de estancia en estos centros establecimientos públicos de carácter no penitenciario en los que se ingresa cautelarmente a extranjeros pendientes de ser repatriados.

"El limbo jurídico en el que se mantiene a los internos, la gestión policial deficiente y la falta de transparencia de dichos centros, la ineficacia e inoperatividad para cumplir con el cometido final de los mismos -ejecución de órdenes de expulsión-, las condiciones infrahumanas que presentan sus instalaciones, las decisiones arbitrarias que se adoptan sistemáticamente por parte de la Dirección de los centros, los reiterados malos tratos que se dispensa a los internos y la falta de protección y garantías jurisdiccionales de los mismos, hacen incompatible el mantenimiento de dicho régimen de internamiento con los derechos humanos", se lee en la carta.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández, aseguró esta semana que sí se respetan los derechos humanos, tanto en el CIE de Cataluña como en los otros ocho que existen en España. "Ha tenido que llegar este Gobierno para que haya transparencia en el CIE de la Zona Franca de Barcelona -declaró en el Congreso-. Las primeras visitas se produjeron con nosotros".

El ministro también anunció que el reglamento que regulará estos polémicos centros se aprobará en cuanto se pronuncie el Consejo de Estado, que tiene previsto deliberar sobre ello la semana que viene. Por el momento los CIE funcionan según una orden ministerial de hace doce años basada en la Ley de Extranjería de 1985, bastante modificada en la actualidad.
aleteia

No hay comentarios