Última hora

La inmigración de Rumanía y Marruecos sigue creciendo en Castelló pese a la crisis

La población inmigrante en la provincia de Castelló descendió en un 3 % en 2013 debido a la marcha de extranjeros de la Unión Europea y de América, pero a pesar de la crisis económica los habitantes procedentes de Rumanía, Marruecos y Asia siguieron aumentando.

En suma, la población extranjera oficialmente empadronada en Castelló alcanzó a diciembre de 2013 las 108.443 personas, frente a las 111.598 del mismo periodo de 2012.

Así lo reflejan los datos de la última actualización del padrón municipal llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indican que la provincia de Castelló se sigue consolidando como un espacio de convivencia intercultural y una tierra donde la población extranjera busca oportunidades a pesar del desempleo y de la crisis económica.

Más que en época de bonanza

De hecho, una mirada retrospectiva saca a la luz que la población extranjera de la provincia de Castelló ha crecido de forma progresiva y a día de hoy es un 26 % superior a la del año 2007, en pleno apogeo de la bonanza económica. En aquel momento, la cifra de inmigrantes censados ascendía a 88.221, 20.222 menos que en la actualidad.

De este modo, y a pesar de las diferentes hipótesis sobre el comportamiento migratorio en Castelló, la estadística indica que la huida derivada de la crisis no ha sido tal en el caso de las dos poblaciones con mayor número de recién llegados en la provincia: Rumanía y Marruecos.

Bien al contrario, el país norteafricano ha incrementado su población residente en Castelló en un 27 % en apenas un año (de 14.226 a 18.158) y en un 37 % desde 2007. Por su parte, los residentes de Rumanía (ya dentro de la Unión Europea) aumentaron de 52.000 a 54.900 en 2013, lo cual supone un incremento a largo plazo del 37 % respecto a los 41.800 habitantes rumanos de 2007

En cuanto al resto de países africanos, Argelia es la que sí experimenta una caída más acentuada de 2.700 a 2.012 inmigrantes empadronados en Castelló, mientras que Nigeria y Senegal se mantienen relativamente estables con cifras de 966 y 300 empadronados respectivamente.

En el caso de Asia también se experimenta un crecimiento gradual (principalmente de China) de 1.521 habitantes en 2007 a 1.921 en 2012 y 2.473 en 2013.

Aún así, la explicación de la caída del 3 % en el cómputo global de la población extranjera puede encontrarse en primer lugar en el éxodo de personas de buena parte de los países de la Unión Europea (de 79.000 a 72.300), presumiblemente debido a la pérdida de oportunidades profesionales y la degradación de las condiciones laborales que ofrecen las empresas. En la misma línea, los ciudadanos de América Latina descendieron de 12.398 a 10.900, una caída que ya se inició en 2007 cuando el pico de población alcanzó los 12.900 empadronados en Castelló.

 - Levante-EMV

No hay comentarios