Última hora

España deportó inmigrantes pese a pedido de asilo, denuncia abogada


Autoridades españolas desoyeron la solicitud de asilo de siete jóvenes que llegaron a territorio nacional a bordo de una balsa de juguete, denunció hoy su abogada, Patricia Fernández.

A pesar de solicitar refugio, los siete jóvenes fueron entregados a Marruecos luego de pasar más de 30 horas en suelo español, al cual llegaron tras una travesía de 3,5 kilómetros, expresó la letrada en entrevista con la publicación digital Público.

Los jóvenes desembarcaron el lunes en el islote deshabitado de Congreso, en el archipiélago de Chafarinas, y Fernández conoció del caso por miembros de la organización no gubernamental Caminando Fronteras, que llamaron desde Marruecos.

La abogada confirmó a Público que el 15 de abril pidió protección internacional mediante un fax a la oficina de asilo y refugio de España.

La solicitud aludió al artículo 17 de la Ley del derecho de asilo, el cual permite a otra persona realizar los trámites en caso de imposibilidad física o legal para que luego el solicitante ratifique la petición de asilo cuando desaparezca el impedimento.

Según Fernández los inmigrantes expresaron que querían asilo político pues venían la mayoría de zonas de conflicto y hablaban un francés muy limitado, por lo cual concluyó que varios eran menores de edad a partir de las fechas de nacimiento recibidas por teléfono.

Aunque uno de los motivos de expulsión fue mentir en el procedimiento de asilo, Fernández sostiene que fue ella quien insistió en que eran menores de edad, pues se expresaban limitadamente.

Precisó que luego de pasar el fax llamó por teléfono a la oficina del Defensor del Pueblo, para comunicar la solicitud de asilo y el Ministerio del Interior se comprometió a darles asilo.

Tras perder contacto telefónico, Fernández informó que presentó en el juzgado de guardia de Melilla, ciudad española en África, la solicitud de habeas corpus, que exige la inmediata puesta a disposición judicial de cualquier persona detenida.

Asimismo, afirmó, interpuso un recurso de protección de los derechos fundamentales ante la Audiencia Nacional.

Nadie de la Delegación del Gobierno en Melilla la atendió ni atendieron las llamadas de Acnur y de la oficina del Defensor del Pueblo, según Fernández.

Desde la expulsión, precisó, el gobierno no ha aportado información aclaratoria de lo ocurrido más allá de negar que se interpusieran solicitudes de asilo.

Fuente: Prensa Latina

Descargar: “La revolución y los pueblos” de Enver Hoxha (1978)

No hay comentarios