Última hora

El principal riesgo laboral es la expulsión del sistema de millones de parados



El Gobierno está “satisfecho” con los últimos datos de empleo, pese a que ponen de manifiesto que el mercado laboral español tiene problemas importantes. Debe afrontar retos, entre los que cabe destacar la posibilidad de que se enquiste un desempleo estructural superior a los tres millones de personas, el hecho de que sigue habiendo más universitarios de los que hacen falta o el desánimo que expulsa a miles de trabajadores del mercado.

Los expertos advierten del grave riesgo de exclusión que existe para millones de personas. El paro bajó en abril en 111.565 personas hasta los 4,6 millones, según los datos de Trabajo. Sin embargo, los últimos datos de la Encuesta de Población Activa ponen de manifiesto que, aunque a menor ritmo, se sigue destruyendo empleo -184.600 puestos-, el número de ocupados ha caído por debajo de los 17 millones y la tasa de paro juvenil ha escalado al 55,48% en marzo. “El principal riesgo ahora mismo es el desánimo”, destaca Andreu Cruañas, presidente de ASEMPLEO. “Hay 134.000 menores de 25 años que ya no buscan trabajo, se han desactivado”, añade.
El 45% de los demandantes de empleo cuenta con estudios universitarios, pero sólo el 21% de las ofertas busca ese nivel educativo.
La universidad es 'una fábrica de parados cultos'Este desánimo y el riesgo de exclusión del mercado laboral y social es especialmente preocupante entre los parados mayores de 45 años, señala el profesor, Carlos Obeso, del departamento de Personas y Organización de ESADE. “La gente inactiva que ya no busca trabajo soluciona el problema estadístico, pero no el humano”, reflexiona.

“¿Qué hacemos, les olvidamos?”, plantea.
Riesgo de exclusión y problema de empleabilidad
Y es que en los casos de mayores de 45 años, aumenta la proporción de parados de larga duración y existe un grave problema de empleabilidad, comenta Obeso. “Si no se hace nada, no volverán a encontrar trabajo. Y estamos hablando de una previsión de que este año desaparezcan del mercado laboral más de 2 millones de personas de este grupo. Es un problema muy serio”. Tal y como se pone de manifiesto en el informe de ESADE e Infojobs presentado este miércoles, entre las desventajas que ven los empresarios para contratar a una persona mayor de 45 años destacan los hábitos adquiridos por estos trabajadores, el gap tecnológico y el de idiomas, así como la resistencia al cambio y menor flexibilidad que los más jóvenes. Qué hacen los mayores de 45 años para mejorar su empleabilidad. (ESADE/Infojobs)

“Detrás del discurso de optimismo que parece haberse instalado, hay gente inactiva y parece que no haya interés en hacer nada para dar una solución a estas personas”, comenta Obeso. 

Porque se trata ya de un paro estructural, de gente que es posible que no vuelva a trabajar.

El sistema de protección por desempleo actual no sirve en el actual contexto, señalan los expertos. Una de las ideas que está sobre la mesa para evitar la exclusión social de los parados de larga duración con pocas probabilidades de reintegrarse en el mercado laboral es la renta ciudadana, tal y como recordaba este jueves los Debates del 1º de mayo organizados por Sagardoy Abogados y Randstad.
A la gente que se queda fuera del sistema no le sirve la protección actual, señalaba Juan Antonio Sagardoy, presidente de honor de la firma. “O se les da la opción de reintegrarlos en el mercado y un trabajo o se les ayuda de alguna manera”, añade. Además, los participantes en la mesa coincidían en que la orientación profesional a lo largo de toda la vida laboral es fundamental. Y Cruañas destacaba el hecho de que hay que mejorar la intermediación. Son puntos clave. Claro, que como recuerda Obeso, solucionar el problema de la intermediación requiere inversión. (ESADE/Infojobs)
Un aspecto en el que coinciden los expertos y respaldan las cifras es que existe una falta de adecuación entre la oferta y la demanda de trabajadores a nivel formativo y eso agrava el desempleo juvenil. Tal y como señalaba Sagardoy, “hace falta más formación profesional y sobran universitarios”. “Como ya he dicho en alguna ocasión, la universidad es una fábrica de parados cultos”, añadía. Según el informe presentado esta semana por ESADE y Randstad, el 45% de los demandantes de empleo cuenta con estudios universitarios, pero sólo el 21% de las ofertas son para este nivel de estudios. Cambio de modelo Con las últimas cifras publicadas se confirma una tendencia que arrancó en 2012 y es el incremento del número de autónomos dado que los empresarios no quieren o no pueden pagar las costes que supone contratar a un trabajador.

El informe de ESADE y Randstad constata esta realidad. Las vacantes para autónomos crecen en un contexto en el que disminuye la contratación laboral y dado que muchas empresas no pueden o no quieren pagar el coste de un empleado. Las vacantes para autónomos se han multiplicado por diez desde 2008, según este informe. Y, además, han crecido también los contratos a tiempo parcial frente a las jornadas completas. Pero como señalaba Antonio Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT, “la particularidad del tiempo parcial en España –como en Grecia e Italia– es que, en la mayoría de los casos, no es una opción que el trabajador haya escogido voluntariamente. La acepta porque no hay otra cosa”.

Los expertos coinciden en que la recuperación del empleo está ligada al modelo productivo. Como dice Montes, hay que evolucionar hacia un modelo de industria del talento, la reindustrialización pasa por las tecnologías. Sobre los efectos de la reforma laboral, sindicatos y empresarios no se ponen de acuerdo y los primeros advertían este jueves que anticipan un futuro conflictivo si no se recupera el diálogo social. Cruañas y Eduardo Montes, presidente de UNESA, plantean que el reto de la reforma es demostrar que, además de para ajustar, sirve para crear empleo. Montes, como otros expertos, creen que la reforma debe demostrar si a partir de ahora España puede crear empleo con un crecimiento inferior al 2,7%. 

Fuente: ElConfidencial

No hay comentarios