Maroto: "Los inmigrantes magrebíes vienen a vivir de las ayudas sociales"

  • El alcalde popular Javier Maroto ha acusado al colectivo magrebí, sin aportar datos, de "vivir de las ayudas sociales" y de no tener interés en integrarse socialmente ni en trabajar.
  • Los grupos de la oposición secundan en bloque la iniciativa de los colectivos de SOS Racismo Araba y Ongi Etorri  en la que piden la eliminación en su discurso de sus "actitudes explícitas racistas".
  • Solicitan a Javier Maroto su firma en un documento para demostrar su "compromiso ético personal" con la población inmigrante.

«Algunas nacionalidades en nuestra ciudad viven principalmente de las ayudas sociales y no tienen ningún interés en trabajar o integrarse». El alcalde de Vitoria, el popular Javier Maroto, se refería así en una entrevista en la SER al colectivo magrebí- argelinos y marroquís- al que acusaba de ejercer el fraude a la hora de acceder a ayudas sociales de forma "escandalosa".

Estas acusaciones, que vertió Javier Maroto sin presentar prueba documental alguna y que se suman a anteriores reproches hacia los inmigrantes pronunciados en varias ocasiones a lo largo de la legislatura, han colmado la paciencia de colectivos sociales y de los grupos de la oposición del Ayuntamiento de Vitoria. Van a debatir en Pleno municipal una moción, presentada a iniciativa de las agrupaciones sociales, con el objetivo de que el alcalde abandone definitivamente estas prácticas explícitamente "xenófobas y racistas".

Le exigirán el compromiso de no utilizar de modo partidista la inmigración y las problemáticas derivadas de la misma en las sucesivas y próximas convocatorias electorales, tanto locales, como autonómicas o generales. Al mismo tiempo le solicitan que estampe su firma en un documento para demostrar su "compromiso ético personal" con la población inmigrante.

"Digo lo que piensa la calle"

No es la primera vez que Javier Maroto siembra la polémica  al refirirse de este modo a los extranjeros. Maroto ha criticado a los inmigrantes en anteriores ocasiones. En el año 2012 aseguró que compraban zapatillas de la marca Prada con los subsidios sociales. A principio del 2013 puso a los locutorios, establecimientos regentados en su mayoría por ciudadanos extranjeros- bajo sospecha al decir "que se producen actividades en su interior que no coinciden con el objeto social de estos locales". Los grupos de la oposición, PSE, Bildu y PNV, coinciden en enmarcar su tendencia a ensañarse con este colectivo en una estrategia de electoral para ganar votos. Advierten de la "peligrosidad e irresponsabilidad" de su discurso porque entienden que fomenta la xenofobia hacia las personas inmigrantes.

Por su parte Javier Maroto considera que sus palabras recogen el sentir de la mayoría de la ciudadanía de Vitoria y utiliza este argumento para justificar su mensaje. "Yo digo lo que se dice y se piensa en la calle. Sobre este asunto hay que ser claro y no políticamente correcto".

Maroto ha añadido que en septiembre presentará los datos que está recabando su Gobierno y que confirman el fraude cometido por los inmigrantes. En Vitoria viven alrededor de 6.000 personas del Norte de África (el 2,47% de la población).

via | elDiario.es

1 comentario

Anónimo dijo...

Habra de todo, pero indidablemente hay casos que si y mas abundantes de lo que debiera.
Mi hijo es inmigrante en Taiwan porque aqui no ha encpntrado trabajo, si se queda sin trabajo en tres meses esta en frontera, y es lógico, ningun pais tiene que soportar las cargas sociales de otro.