Última hora

Yihadismo, inmigración y economía centran la cumbre entre España y Marruecos

La colaboración en la lucha contra el terrorismo, para el control de la inmigración ilegal y en materia económica centrarán la cumbre que celebrarán en Madrid los Gobiernos de España y Marruecos, bajo la presidencia de Mariano Rajoy y Abdelilah Benkiran, ha informado el Ejecutivo español. Se trata del segundo encuentro de este tipo, denominados formalmente Reuniones de Alto Nivel (RAN), que se celebra con Marruecos en lo que va de legislatura.

A pesar de la animadversión que el país vecino mostró con el PP de Rajoy estando en la oposición --provocado por las críticas 'populares' al desmantelamiento violento de un campamento de protesta saharaui en 2010 en el Sáhara Occidental-- la llegada del PP a La Moncloa vino acompañada del inicio de una etapa dulce en la relación con el reino alauí.

Los dos países decidieron entonces priorizar los asuntos en los que tienen intereses comunes y aparcar en cambio los tradicionales diferendos como la reivindicación marroquí de Ceuta y Melilla o el contencioso del Sáhara Occidental.

Los temas que figuran en la agenda de la entrevista que mantendrán en Madrid Rajoy y Benkiran demuestran que se mantiene esa voluntad. Según ha informado el Palacio de la Moncloa en un comunicado, sus discusiones "se centrarán, en particular, en la colaboración en materia de justicia e interior entre los dos países, en las relaciones comerciales y de inversión y en las relaciones entre Marruecos y la Unión Europea, entre otras cuestiones de la agenda regional e internacional".

En materia de lucha antiterrorista, los expertos en la materia comentan a Europa Press que la colaboración con sus colegas marroquíes es total, tanto a la hora de compartir información o incluso al llevar a cabo las operaciones policiales conjuntas con detenciones simultáneas a ambos lados de la frontera. Este nivel de entendimiento ha provocado que en las últimas actuaciones hubiese efectivos de Marruecos en suelo español y viceversa.

La Policía y la Guardia Civil han desarticulado diez células yihadistas en los últimos dos años, lo que ha supuesto cerca de 70 detenciones. En varias de estas actuaciones Marruecos ha tenido una participación directa. Un ejemplo fue la 'operación Firewell' el 26 de septiembre de 2014 cuando la Policía Nacional y las autoridades marroquíes arrestaron a nueve integrantes de una célula terrorista asentada en las ciudades de Melilla y Nador vinculada a Estado Islámico.

La anterior operación fue en agosto de 2014. Las autoridades marroquíes en colaboración con la policía española desarticularon una célula de captación y envió de yihadistas a Irak y Siria para el Estado Islámico. Fueron detenidas nueve personas que actuaban en las ciudades de Castillejos (vecina de Ceuta), Tetuán y Fez, en el centro de Marruecos.

En reconocimiento de esa colaboración el Ministerio del Interior llegó a condecorar con la Cruz honorífica al Mérito Policial al jefe de la Policía antiterrorista marroquí Abdelatif Hamouchi, reclamado por la Justicia francesa por una denuncia de torturas a dos detenidos. El Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz apeló a la buena cooperación entre ambos países para otorgarle este reconocimiento contra el rechazo de varios grupos parlamentarios del Congreso.

DEPENDENCIA DE MARRUECOS EN INMIGRACIÓN

Durante la actual legislatura se ha puesto en evidencia también la gran --excesiva, según algunos-- dependencia española de Marruecos en la lucha contra la inmigración ilegal. Si en 2006 llegaron a las costas españolas 39.180 inmigrantes ilegales, esa cifra se redujo en 2014 a 4.552.

También la llegada de inmigrantes irregulares por las fronteras de Ceuta y Melilla, a pesar de haber crecido un 77% en 2014 (hasta las 7.485 entradas) respecto del año anterior, es menor que la registrada en 2005, cuando se registraron casi 2.000 llegadas más.

En el plano económico, los lazos entre ambos países no han hecho más que reforzarse. En 2012 España desbancó por vez primera a Francia como primer socio comercial de Marruecos como consecuencia de un aumento espectacular de las exportaciones de casi el 30 por ciento.

Con motivo de la cumbre, el Rey Felipe VI recibirá en audiencia al primer ministro Benkiran antes de que el político islamista se dirija, acompañado de algunos de los miembros de su gabinete, al Palacio de la Moncloa. Al término de la cumbre, Rajoy y Benkiran comparecerán en rueda de prensa ante los medios de comunicación. La reunión terminará con la firma de una declaración conjunta y varios acuerdos.

No hay comentarios