Última hora

El nuevo Plan de Inmigración, con 200 millones de presupuesto, buscará integrar «en derechos y deberes»

La iniciativa incluye propuestas en ámbitos como el acceso a la vivienda, los servicios sanitarios y sociales o la oferta educativa y cultural.

«Abordar la integración en derechos y deberes de la población inmigrante como una necesidad, tanto para los individuos que deciden asentarse en la Comunidad como para los ciudadanos de esta tierra». Este es el motivo que ha llevado a la Junta de Castilla y León -según el consejero de Presidencia, Alfonso Fernández-Mañueco- a aprobar ayer el Plan Integral de Inmigración, con un periodo de vigencia de cuatro años, entre 2005 y 2009. [ABC.es]