Última hora

La regularización de inmigrantes impulsa los datos de empleo

El mercado laboral registró en mayo los mejores datos de este mes desde que se elabora el registro de afiliados a la Seguridad Social y el de parados. En buena parte estas cifras son fruto del impacto de la regularización de inmigrantes. En términos desestacionalizados el paro cae sólo 20.639 (frente a los 88.552 publicados) y la afiliación sube sólo 88.500 cotizantes (en comparación con los 212.172 hechos públicos ayer).

La regularización de inmigrantes empieza a reflejarse en las estadísticas del mercado de trabajo. En el mes de mayo, la Seguridad Social ganó 212.172 cotizantes, un 1,21% más en un sólo mes, elevando el número total de afiliados a 17.789.125.

Este fuerte tirón del empleo eleva a 653.801 el número de nuevos afiliados en el último año, con lo que se recupera un ritmo de crecimiento interanual del sistema del 3,8%, más de un punto que en el mismo mes del año pasado y cercano a tasas de 2001.

Sin embargo, este dato 'histórico' como ya avanzó el miércoles José Luis Rodríguez Zapatero está provocado por el impacto que está empezando a tener el proceso extraordinario de regularización de inmigrantes que terminó el 7 de mayo. Eso explica que en mayo haya ocurrido algo tan inusual como que haya más nuevos afiliados inmigrantes que españoles. Así se registraron 80.517 nuevos cotizantes españoles y 131.655 extranjeros (de éstos, 88.979 eran extracomunitarios acogidos al proceso de regularización; 30.592, extracomunitarios que ya tenían permiso y 12.084 procedentes de la UE).

Por tanto, el empleo inmigrante avanzó en abril un 10% y el español un 0,5%, pero el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, insistió ayer que 'el crecimiento del empleo inmigrante no es a costa del nacional'.

Ayer también se supo que el 69% de los inmigrantes piensa fijar en el futuro su residencia definitiva en España, según desvela un estudio realizado por ACNielsen.

El empleo de los trabajadores inmigrantes se incrementó un 10% en mayo frente al avance del 0,5% registrado entre los españoles

En consecuencia con este impacto de la regularización, prácticamente la mitad del empleo creado ha sido en los sectores de la construcción, el comercio y la hostelería. El Régimen Especial de Empleados del Hogar cuenta ya con 211.779 afiliados, tras ganar 34.916 cotizantes y crecer un 16,5% frente al 1,12% que crece el Régimen General.
El nuevo método Sispe

Por su parte, el paro registrado experimentó también el mayor descenso de la serie histórica en mayo, con 88.552 parados menos. Parte de la reducción del paro del mes pasado se explica, según CC OO, por las bajas en las listas de desempleo de los trabajadores extranjeros que acudieron al proceso de regularización.

Si bien también hay que tener en cuenta que Trabajo ha cambiado la aplicación informática y los criterios para contabilizar el número de parados, con el nuevo sistema Sispe, lo que supone una afloración de alrededor de medio millón de desempleados. Así, el número total de parados se eleva a 2.007.393. El sector servicios fue el que registró un mayor descenso, con 68.681 desempleados menos, seguido de construcción (-16.342) e industria (-8.075).
Caldera no se acuerda de las críticas del PSOE en la oposición

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, puso de manifiesto ayer que tiene mala memoria. En la rueda de prensa para informar de los datos de empleo, Caldera fue preguntado por el hecho de que el presidente del Gobierno adelantara el miércoles que estos datos iban a ser 'históricos', cuando el PSOE criticó desde la oposición el uso político de estas estadísticas. El ministro no dudo en asegurar esa 'no es una actitud que criticáramos' y añadió que ni Rodríguez Zapatero ni él mismo conocían los datos hasta ayer por la mañana, a pesar de haber hablado de ellos días anteriores.
La temporalidad impulsa el gasto en desempleo

El número de solicitudes de prestaciones por desempleo registradas en el mes de abril llegaron a 336.497, un 13,1% más que en el mismo mes del año anterior. Las altas tramitadas, sin embargo, sólo llegaron a 284.493, con un aumento del 2,5%. Este incremento es consecuencia de los altos niveles de temporalidad, ocasionada por el encadenamiento de contratos de muy corta duración y la rotación entre el empleo y el paro remunerado. Ahora se precisan 12 meses de cotización para tener derecho a prestación contributiva de paro, y sólo seis para tener derecho a prestación asistencial.

Los beneficiarios existentes al finalizar abril eran 1.263.262, sólo un 1,7% más que un año antes. Pero los gastos totales en prestaciones por desempleo llegaron a 1.051 millones de euros, un 7,3% más que en abril de 2004. Por tanto, cada perceptor cobra más dinero que hace un año.

De hecho, el gasto medio por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, es de 909,5 euros por perceptor y mes, unos 43,8 euros más que hace un año. Este incremento es imputable casi completamente al incremento de la cuantía percibida en el sistema asistencial tras la modificación de la cantidad del salario mínimo interprofesional de julio de 2004.

El nivel de cobertura media del sistema en abril llegó al 65,2% en términos brutos (incluidos los agrarios) y al 74,9% la neta (excluidos los perceptores agrarios), unos tres puntos más que hace un año.

El número de beneficiarios extranjeros llegó en abril a 54.903, un 18,4% más que en abril de 2004, con un avance mayor entre los perceptores extranjeros comunitarios. En total los desempleados con prestación extranjeros suponen el 4,4% del total. Sin embargo, la tasa de cobertura entre los extranjeros llega sólo al 35,8%.

En términos financieros, los extranjeros absorbieron en prestaciones 42,65 millones de euros (un 25,8% más que en abril del año 2004). CincoDias.com