Última hora

El PP imputa a la última regularización el alud de cayucos y el Gobierno, a la situación heredada

- La inmigración también ha desembarcado en las Cortes. Las sesiones de control al Gobierno en el Senado, por la mañana, y en el Congreso, por la tarde, se consagraron ayer a debatir la situación planteada en el litoral canario a raíz de la llegada de embarcaciones de inmigrantes que tratan de alcanzar el mundo rico desde África.

El Gobierno atribuyó parte del problema a la situación heredada del anterior ejecutivo. "Ustedes no hicieron nada en África" señaló, acusador, el presidente Zapatero. En contrapartida, el PP imputó a la última regularización hecha por el Gobierno un efecto llamada al generar nuevas expectativas en quienes esperan en África.

El presidente del Gobierno llegó a ambas sesiones de control pertrechado con los acuerdos alcanzados por la vicepresidenta el día anterior ante la Comisión Europea. En su intervención negó que haya "desbordamiento" de los centros de internamiento de Canarias y garantizó, ante una pregunta del diputado Joan Herrera de ICV, que se respetan los derechos humanos en los traslados de los inmigrantes interceptados. lavanguardia