Última hora

España aprueba plan para frenar inmigración ilegal a Canarias

MADRID (Reuters) - El Consejo de Ministros español aprobó el viernes un paquete de medidas para frenar la marea humana de inmigrantes ilegales que está llegando a Canarias, que incluye una mayor vigilancia marítima y un aumento en la cantidad de efectivos policiales en la zona.

En los primeros cinco meses del año arribaron al archipiélago casi 8.200 indocumentados, seis veces más que en el mismo período del año anterior y cerca del doble de los 4.751 que llegaron en el 2005.

"Este plan es el resultado del compromiso del gobierno con el archipiélago y también el fruto del esfuerzo para lograr el compromiso de la Unión Europea (UE) en la lucha contra la inmigración ilegal," dijo la vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior a la reunión ministerial.

En los últimos dos días arribaron las islas 271 inmigrantes, según datos de Salvamento Marítimo. El Parlamento canario pidió esta semana al gobierno que "blinde" las costas del archipiélago, así como le de acceso a un fondo de emergencia de la UE.

El plan, de dos años, consta de ocho objetivos, entre ellos la mejora de la vigilancia costera, de puertos y aeropuertos; un aumento de efectivos policiales; y la creación de nuevos equipos contra la delincuencia organizada.

Además garantiza la atención humanitaria y acogida de inmigrantes, con especial atención a los menores sin acompañantes, cuya cifra habría sobrepasado las plazas de los centros habilitados para su integración.

COMPROMISO DE LA UE

Esta semana, la UE se comprometió a poner en marcha de inmediato un sistema de patrullas navales y aéreas para frenar las oleadas de inmigrantes a Canarias, tras una visita de De la Vega a Bruselas.

El dispositivo realizará funciones de vigilancia, control e información y operará en las Canarias, Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde, extendiéndose en el 2007 a Gambia, Guinea Bissau y Guinea Conakry.

Además, la UE ayudará a establecer centros de recepción en Mauritania y Senegal.

El viernes pasado, España aprobó también el llamado Plan Africa, una ofensiva diplomática para reforzar la presencia española en los países subsaharianos de donde salen los inmigrantes irregulares, junto a más medidas de refuerzo marítimo, policial y asistencial.

En marzo se puso en marcha un plan urgente de cooperación con Mauritania, tras la muerte de 24 inmigrantes en aguas canarias, por el que se ofreció patrulleras a las autoridades mauritanas para la vigilancia de sus costas.

No hay comentarios