Última hora

Europa y Africa pactan vincular la inmigración y el desarrollo

El mensaje no pudo ser más claro: "Ha llegado la hora de las medidas concretas". Con estas palabras clausuró el ministro de Exteriores marroquí, Mohamed Benaísa, la Conferencia Euroafricana sobre Migración y Desarrollo de Rabat. Sin sorpresas de última hora y entre expresiones de satisfacción generalizada, la cumbre aprobó un plan de acción que incluye 60 medidas, entre ellas la creación de un comité de seguimiento que velará por su aplicación los próximos dos años, hasta la celebración de otra conferencia. Sin embargo, solo el tiempo medirá el auténtico nivel de compromiso de los países firmantes.

El ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, se felicitó de que la cumbre haya alumbrado "una política nueva" de gestión conjunta de los flujos migratorios entre los países emisores, de tránsito y de destino, vinculada asimismo a la cooperación para el desarrollo. El propio Moratinos, sin embargo, dio la alerta: "Ahora nos queda lo más difícil, que el espíritu de Rabat permanezca cuando las realidades trágicas nos obliguen a tomar decisiones". "No se nos juzgará por los compromisos, sino por los resultados", apuntó a su vez el comisario europeo de Seguridad, Libertad y Justicia, Franco Frattini.

A la espera de ver sus efectos prácticos, la conferencia de Rabat sí habrá sido útil a sus principales impulsores, Marruecos y España, para reforzar sus respectivas posiciones ante los países del Africa subsahariana y la propia Unión Europea.


ACUERDOS El plan de acción compagina el fomento del desarrollo con la colaboración para gestionar la migración legal y dedica un capítulo a la lucha contra la migración ilegal. En este destaca el compromiso para la "puesta en marcha, respetando la dignidad y los derechos fundamentales de las personas, de sistemas eficaces de readmisión entre el conjunto de los países implicados". Pero los acuerdos deberán pactarse bilateralmente.
Fuente: La Voz de Asturias

No hay comentarios