Última hora

La comunidad china denuncia "racismo económico" en Asturias

Los inmigrantes asentados en la región creen que se les ve como competencia comercial y laboral. La educación y la sanidad son los ámbitos en los que reconocen encontrar mayores dificultades.

No sienten que estén discriminados por pertenecer a una raza diferente, pero sufren lo que denominan "racismo económico". La comunidad china establecida en el Principado considera que vive en sus carnes los miedos de la sociedad occidental a una competencia laboral fuerte. Son hijos de una cultura que valora el trabajo como una forma de vida y que se emplean a fondo para superarse, y esto no es del todo entendido en la España a la que emigraron. Además, soportan clichés que los definen como una cultura cerrada y de difícil acceso, y grandes críticas a sus productos y a sus establecimientos. lavozdeasturias

2 comentarios

Anónimo dijo...

Keep up the good work
» »

Anónimo dijo...

Keep up the good work » »