La nueva ley de inmigración en Portugal crea visados temporales y facilita el reagrupamiento familiar

El Gobierno de Portugal aprobó ayer una nueva ley de inmigración que prevé la creación de visados temporales para los extranjeros que aspiran a un contrato de trabajo con el que conseguir su legalización definitiva. En una rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Ministros, el responsable de la cartera de Interior, Antonio Costa, aclaró, no obstante, que estos inmigrantes deben tener la cualificación necesaria para presentarse a alguno de los trabajos de una bolsa de empleo que será convocada anualmente.

El proyecto de ley establece además un nuevo régimen de visados para la inmigración temporal y la concesión de permisos de residencia a investigadores extranjeros. El ministro dijo que esta ley, que tendrá que ser aprobada por el Parlamento portugués, permitirá "regular los flujos migratorios a las necesidades actuales".

Costa explicó que los inmigrantes que consigan demostrar una relación laboral con una empresa tendrán la oportunidad de obtener un permiso de residencia sin necesidad de poseer un visado. El ministro aseguró que también podrán conseguir su autorización de residencia aquellos inmigrantes sin visado que sean "víctimas de explotación laboral y estén dispuestos a denunciar a sus patrones". elpais.es