Última hora

Los beneficios económicos de la inmigración en España

España se ha convertido, por primera vez en su historia moderna, en país receptor de un importante caudal inmigratorio. La dimensión que está alcanzando el fenómeno, con unos 4 millones de inmigrantes en 2005 resulta curiosamente similar a los casi 4 millones de parados que en 1994 alarmaban la opinión pública. Esta cifra, que representa el 9,3% de la población, maquilla proporciones muy notables en algunos segmentos (el 25% de los trabajadores de la hostelería, el 30% de la población de 30 a 34 años en Baleares, o el 79% de las empleadas domésticas de Madrid), garantizando que la inmigración será uno de los grandes temas de la próxima década.

La necesidad de inmigrantes es tal, que de no contar con su contribución a la oferta de trabajo, la tasa de paro habría sido negativa. Además, las previsiones señalan (Oliver) que en los próximos 15 años la cantidad de inmigrantes podría doblarse o más porque el mercado de trabajo necesitará unos 6 millones para cubrir el desplome demográfico de los españoles. En efecto, los niños que ahora tienen menos de 15 años, 6,4 millones, no alcanzarán a reemplazar dentro de 15 años a quienes ahora tienen entre 16 y 31 años, 8,5 millones. Además, parte de la nutrida cohorte de babyboomers que ahora tienen entre 30 y 44 años comenzará a salir del mercado de trabajo en esta etapa. [Rebelión]

2 comentarios

Anónimo dijo...

Hola.
Si realmente es tan tan necesaria la inmigración en España, ¿por qué niegan tantos visados cuando son solicitados?. Se de gente en este caso de Perú, incluso con titulaciones universitarias, que les han negado la visa. Pero sin embargo a gente que no tienen estudios, a esos les contratan enseguida, alguien me sabría decir por qué??. casiope1972@yahoo.es

Anónimo dijo...

España contrata la mano de obra no calificada: obreros, asistentas, etc.
Los profesionales están reservados en principio para los nacionales.