Última hora

España discrimina a gitanos e inmigrantes en el empleo, la vivienda y la educación

El Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia y varias organizaciones alertan de la falta de respeto a los derechos de ciertas comunidades

Efe/Diarioadn.com, Barcelona

El Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia (EUMC) alerta en su último informe, publicado este martes, que los inmigrantes y la comunidad gitana en España sufren discriminación en la búsqueda de empleo, el acceso a la vivienda y la educación.

Así lo refleja el Informe anual de la situación sobre racismo y xenofobia en los estados miembros de la UE, realizado con datos del periodo 2004 y 2005, en el que se afirma que España es, junto con Grecia, Italia, Chipre y Malta, uno de los países que no aportó datos oficiales.

La información sobre España se suplió con información proveniente de organizaciones no gubernamentales (ONG), como SOS Racismo y la Fundación Secretariado General Gitano (FSG), que denuncian la vulnerabilidad a los abusos de los colectivos más desprotegidos. La primera de las ONG hace en su informe anual sobre el racismo y la xenofobia en España un repaso exhaustivo de los casos de abusos a ciertos sectores de la sociedad española como los inmigrantes ilegales, miembros de minorías como la comunidad gitana, los menores, así como los abusos de poder de las fuerzas de seguridad del Estado. El informe de SOS Racismo parece así ratificar la denuncia lanzada este martes por el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia.

En la búsqueda de empleo FSG encontró 29 casos claros de discriminación contra el colectivo gitano con frases pronunciadas por patronos o agencias de trabajo temporal como: "No contrato gitanos porque siempre tienen algún pariente enfermo" y "No los quiero porque comercio con objetos valiosos y podrían robarme".

Rechazo explícito a los extranjeros

El Observatorio subraya la existencia de anuncios en la prensa con una "redacción que rechaza de forma explícita a los extranjeros" y algunas expresiones como "extranjeros no" o "inmigrantes excluidos" han sido halladas en diarios de España, Italia y Francia.

También se denuncia la existencia de discriminación desde puestos públicos al señalar que "se descubrió que el uso de la nacionalidad como un criterio para acceder al empleo fue autorizado por el Gobierno catalán en algunas ocasiones".

A escala municipal también se indica que en Cataluña "se favoreció a trabajadores con nacionalidad española" y se indica que el ayuntamiento de Cardedeu divulgó anuncios laborales en los que se apuntaba que "los magrebíes no necesitan presentarse (al puesto)".

El informe recoge que algunos inmigrantes irregulares en España denunciaron que se les pusieron trabas por varios ayuntamientos, que rechazaron sus documentos para ser registrados en el censo municipal, o se les exigieron requisitos que la ley no estipula, como un "Certificado del buen comportamiento".

La vivienda

Si el acceso a la vivienda ya está complicado para los propios españoles, lo que ha provocado numerosas movilizaciones de gente joven y no tan joven a lo largo y ancho de la geografía española, más difícil lo tienen los inmigrantes residentes en nuestro país: el informe del Observatorio indica que los altos precios de los pisos limitan las opciones, ante todo para los inmigrantes recién llegados a España y que es habitual el realquiler de habitaciones, camas, sillas o incluso balcones.

"El alquilar de espacios inapropiados como garajes o vivienda rural abandonadas, o la información sobre el alquiler en Cataluña de un piso a 700 euros por mes y persona, es un reflejo de la situación de desprotección de los inmigrantes en el mercado de la vivienda", indica el documento.

Otro dato ilustrativo- señala el Observatorio europeo- es el resultado del censo llevado a cabo en Barcelona, en el que se indica que existen 1.464 pisos en los que viven entre 11 y 20 inmigrantes.

También el colectivo gitano vive en malas condición en España, sigue siendo víctima en muchas ocasiones de segregación y son reducidos a vivir en guetos por parte de las autoridades municipales. En el caso de la educación, el observatorio lamenta que no existan registros sistemáticos en los países europeos sobre incidentes racistas o discriminatorios en las escuelas.

Aún así, se indica que "en España existe una gran concentración de gitanos y estudiantes extranjeros en la escuela pública". También se cita que en un reciente estudio en Cataluña muestra que el 80% de los alumnos gitanos abandona el colegio antes de los 14 años, el 11 por ciento son analfabetos y sólo el 0,02% tiene estudios superiores.

De acuerdo con el informe anual, algunos de los responsables de los delitos raciales son funcionarios públicos, así como guardias de seguridad privada en los metros de Madrid y Barcelona.
View blog reactions

No hay comentarios