Última hora

Carecer de papeles no es causa de expulsión

El Supremo asegura en una sentencia sin precedentes por su contundencia que el hecho de que un extranjero se encuentre de forma ilegal en España no basta para expulsarlo, porque esa infracción puede castigarse con una multa, salvo que las autoridades aporten otro tipo de razones para la deportación.

El tribunal confirma así una sentencia dictada en el 2003 por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que amparaba a una inmigrante contra la que se había dictado una orden de expulsión y la prohibición de entrada durante tres años por estar en el país sin tener papeles.

La Subcomisión de Extranjería del Consejo General de la Abogacía celebró el fallo porque, a su entender, consolida la jurisprudencia que de un modo menos taxativo había ya adelantado el Supremo en otras decisiones. "La tesis es la que nosotros llevamos defendiendo desde hace años y que solo algunos tribunales como los de Cantabria y el País Vasco habían asumido", explicó su presidente, Pascual Aguelo.

Tanto el Ministerio del Interior como la Secretaría de Estado de Inmigración aseguraron desconocer la sentencia y declinaron efectuar comentarios. Expertos consultados consideran que la decisión compromete la política de extranjería del Ejecutivo al mandar un mensaje a potenciales inmigrantes de que una vez aquí va a ser casi imposible expulsarlos.

El fallo afirma que en los casos de permanencia ilegal la ley de extranjería establece que "se puede imponer o bien la sanción de multa o la expulsión", pero que en este último supuesto la administración debe especificar las razones "de grado de subjetividad, de daño y riesgo derivado de la infracción", es decir, cuáles "son las circunstancias jurídicas o fácticas que concurren para la expulsión y la prohibición de entrada" que, en definitiva, "es una sanción más grave que la multa".

NINGUN OTRO DATO RELEVANTE La sentencia relata que en este caso no hay en el expediente administrativo ningún otro dato relevante que no sea "la pura y escueta permanencia ilegal" y la realización por la mujer sobre quien se ordenó la expulsión por una actividad profesional sin las autorizaciones necesarias. El hecho de que ejerciera como camarera de alterne no es tampoco una "connotación desfavorable".

1 comentario

Anónimo dijo...

Denuncia




Actualmente se habla mucho sobre inmigración pero lo que no se oí hablar es de la corrupción, explotación y las mafias que generan y son generadas por este fenómeno.

Conosco un sitio que es un buen ejemplo disto.

Inmigrantes indocumentados trabajando en produccion y reparto de unos de los productos mas consumidos en España; El pan.

La fábrica no se responsabiliza por nada. Imagino que siquiera por la qualidad de sus panes, visto que:

Tornillos, colilla de tabaco, moscas, cacas de ratones, son apenas algunos de los “cuerpos estraños” encontrados en estos panes que son arrastrados pelo suelo en cajas de cartun, esté llovendo o no, sobre escupitajos o cacas de perro, son passados de manos en manos hasta que son distribuidos por hospitales, guarderias, supermercados, frutos secos y etc...

Eches un vistazo en el vestuario y verás el nivel de higiene personal que poseen los panaderos y empleados desta fábrica.

Si estás cobrando “el paro”, es un buen sitio para sacar uno extra repartindo ya que para cobrar basta comprar una fatura de arguen y... ¡Ya esta!

Gran parte de los repartos con furgonetas son hechos por Rumanos indocumentados (total, sen permisso de conduzir, por puntos, español) unos siquiera lo posee del su proprio País.

Uno controla las rutas de reparto, las contrataciones de ilegales son una buena forma de ganar dinero que no se necesita declarar en la hacienda, visto que no se cotiza la seguridad social de los empleados (indocumentados) y paganselos lo que lles dan na gana.

Isto hace que los españoles y los documentados no queiran trabajar nesta fabrica ya que para conseguir una ruta tiene que subornar el encargado y los saldos ofrecidos por la fábrica son los mas bajos.

Los donhos de la fabrica ganan y mucho.

El encargado y algunos de los vendedores de fatura ganan.

Los imigrantes son explotados.

La España y los españoles pierden.




Fábrica de Pan JABARDO, S.A.

Crta de Daganzo, Km. 3,5 (Polígono Azque)

Alcala de Henares – Madrid





Trabajo nesta fábrica pero no como de su pan. ¡Tengo asco!