Última hora

La oposición a toda inmigración ilegal nunca es racismo (y II)

DE RISA RESULTA el antecedente histórico acontecido en el siglo XVII contado por Viera y Clavijo: "Pescar en la Costa de África". Muchas más constante protección requería el preciadísimo ramo de la industria canaria, quiero decir, la antigua pesca en la costa de Berbería, que, siendo casi de primera necesidad para la subsistencia de los isleños, podía ser un manantial de su riqueza. Pero esta industria, nunca bastante alabada, había estado siempre como abandonada al cuidado y economía de los mismos pobres pescadores, que sin otra protección que la del cielo se vieron muchas veces insultados y esclavizados por los piratas y los moros. A los principios del mando del conde del Palmar, quiso la Corte tomar conocimiento de este asunto. Se esperaba que contribuyese a la deseada protección. Sin embargo, todo se redujo a despachar una real cédula (1698) por la que se mandaba que las islas armasen de su cuenta aquel guardacosta. Leer más...

No hay comentarios