Última hora

Corbacho: "Hay muchos inmigrantes en situación irregular"

 

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha asegurado que hay muchos inmigrantes en situación irregular e indicó que "lo que hay que hacer es tomar medidas más estrictas para que este fenomeno se vaya reduciendo".

EL IMPARCIAL/ Agencias

Por primera vez, un miembro del Gobierno reconoce que hay muchos inmigrantes en situación irregular. A diferencia de su predecesor en el cargo, Jesús Caldera, que siempre negó y minimizó la existencia de "sin papeles", el nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, no ha tenido reparos en admitir que en España "como en Europa, hay mucha gente en situación irregular".

Sin embargo, el titular de Trabajo señaló que "las cifras se están acotando" e indicó en que "lo que hay que hacer es tomar medidas más estrictas para que este fenomeno se vaya reduciendo".

Corbacho, que participó en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, se refirió al cruce de datos entre el padrón y la estadística oficial de residentes legales, según el cual, 700.000 extranjeros no figuran como titulares de una tarjeta de residencia.

Corbacho no quiso aventurar cifras, pero descartó que la bolsa de irregulares en España pudiera aproximarse a esta cantidad.

Sobre los extranjeros en situación legal, el ministro aseguró que no se puede "tener hoy la misma visión de la inmigración que hace un año". También abordó la futura reforma de la Ley de Extranjería, que describió como "ajustada" y "muy acotada" y que servirá para incorporar las sentencias del Tribunal Constitucional sobre el texto y añadir cambios como una posible restricción de la reagrupación familiar.

Objetivo: limitar el derecho de reagrupación
En este sentido, recordó que se trata de una "reflexión" que plantea limitar el derecho de reagrupación al "núcleo familiar" compuesto por el matrimonio y los hijos menores de edad.

Además, reiteró su intención de dar el permiso de trabajo implícito en la reagrupación de los mayores de 16 años de edad y retomó su planteamiento sobre limitar en el tiempo la reagrupación de los niños en edad escolar para evitar que se matriculen empezado el curso.

"En una escuela de primaria no hay nacionalidades, pero sí puede haber una escuela de fracaso", explicó Corbacho, para quien al permitir que, según van llegando menores reagrupados a España, éstos se vayan incorporando a las escuelas fuera del plazo de matriculación, coloca "por una idea equivocada, a la escuela más cerca del fracaso".

En paralelo, Corbacho explicó el anunciado Decreto ley de Retorno voluntario para inmigrantes sin trabajo entrará en vigor el próximo mes de septiembre. Además, informó que deberá "dar la posibilidad" a quienes pierdan su empleo, de capitalizar la prestación por desempleo a la que tienen derecho y volver con ella a su país de origen.

Para esta iniciativa, como para el resto de políticas en materia de extranjería, el ministro apela a la unidad: "Yo no le voy a pedir a la oposición que pacte conmigo, porque tiene la obligación de seguir mi gestión y ser crítica" con ella, "pero sería bueno que pudiéramos alcanzar un consenso en materia de inmigración", aseguró Corbacho.

El ministro respondió sobre los asaltos que ha sufrido el puesto fronterizo de Beni-Enzar, en Melilla por parte de decenas de subsaharianos que intentaron cruzar a España en grupo y por la fuerza. "Si uno es gobernante, sabe que no puede abrir la verja (...) porque si se abre, ni tan siquiera el que aspira a mejorar su situación (en el país) lo conseguiría", declaró el ministro.

"La verja hay que mantenerla"
Por otra parte, Celestino Corbacho, ha asegurado que la valla de Melilla "hay que mantenerla" y seguir con su control, "aunque uno no puede perder de vista lo que está pasando al otro lado y comprometerse a ayudarles".

Corbacho ha hecho estas declaraciones en el Foro Nueva Economía donde ha hablado de temas relacionados con la política de trabajo de España y de inmigración.

Estas manifestaciones se producen después de la reciente detención de 78 subsaharianos que en la madrugada del domingo y en la noche de ese mismo día intentaron entrar por la fuerza en Melilla desde el puesto de Beni-Enzar, arrollando tanto a la policía marroquí como a la Guardia Civil y Policía Nacional que custodiaban a ambos lados de la frontera.

A su vez, las fuerzas de seguridad marroquíes detuvieron este lunes a 22 subsaharianos que se habían refugiado en el bosque de Afra, a 20 kilómetros al oeste de Nador, a la espera de emigrar ilegalmente a Melilla, según fuentes oficiales.

Ya se han producido 1.093 arrestos
Desde principios de año por las operaciones de control policial han sido arrestados 1.093 candidatos a la emigración ilegal, de los cuales 115 eran argelinos y el resto procedía de diversos países del África subsahariana.

Además, Corbacho ha indicado que en casos como éste "uno a veces tiene sentimientos contradictorios" y dijo que aventurar una cifra sobre el número de irregulares en España "sería un despropósito".

"Por un lado, cuando hay un suceso como la valla de Melilla la primera cuestión que uno tiene que hacer como ejercicio es ver qué hay detrás de esa valla. Hay seres humanos tan desesperados que están dispuestos a jugarse la vida y perderla en el camino por intentar mejorarla", ha dicho el ministro.

A su vez, ha indicado, "si uno es gobernante sabe que no puede abrir la verja porque si abre la verja el problema es que ni tan siquiera el que aspira a mejorar esa condición lo conseguiría".

"Se han de conciliar dos cosas: la primera es que se tiene que mantener la verja y con el control de la verja y lo que eso significa y, segundo, uno no puede perder de vista qué está pasando al otro lado y comprometerse a ayudarles", especificó. [elimparcial]

Informe Verstrynge sobre la Inmigración en España.

1 comentario

Anónimo dijo...

El mejor video, es ESTE