Última hora

Humillada y deportada de España ciudadana venezolana

28 de septiembre de 2008. A la funcionaria del Ministerio del Poder Popular de Ciencia y Tecnología, Cruz Alina Palacios Almaro, titular de la cédula de identidad V.4.371. 727, le fue denegado el ingreso al Aeropuerto de Barajas, en Madrid, España. La señora se fue con la idea de pasar unos días de vacaciones en ese país. Pero ni siquiera pudo salir del Aeropuerto. Ella no duda que la acción haya sido consecuencia del racismo existente en España, en virtud de que Palacios es afrodescendiente.

“Yo tenía mi reservación en el hotel, 600 euros en efectivo, pero ellos decían que no tenía suficiente dinero para estar allá. Me pidieron mis estados de cuenta y yo les dije que nadie viaja con estados de cuenta. Agregué que los podía buscar en internet y me respondieron que allí no había internet. Después les enseñé mi constancia de trabajo y les manifesté que mi intención no era quedarme en ese país porque yo tengo mi empleo en Venezuela, en el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, pero tampoco me hicieron caso. Me pidieron una carta de invitación, no la tenía, pero les dije que disponía de los números de teléfono de mi amiga en España. También me manifestaron que yo no era venezolana, que era haitiana o dominicana, como si serlo fuera una ofensa”

Palacios añade que logró comunicarse con la Embajada de Venezuela en España donde solicitó ayuda. Los funcionarios del puesto fronterizo le indicaron que la Embajada no haría nada. “Me pusieron un abogado de nombre Segundo Heriberto Vejarano Saavedra, quien nunca abrió la boca para nada, ni se movía. La comida me la daban fría. Para mí fue desesperante estar en esas condiciones”, agrega con indignación.

Para el viceministro de Planificación del citado Despacho, Luis Marcano, este hecho resulta inaceptable. Coincide en que se trata de un daño a la moral y dignidad de cualquier ser humano. Pero este tiene unos componentes particulares, en virtud de que la señora es afrodescendiente. El no encuentra otra explicación, pues el Ministerio envío la documentación necesaria: planilla del seguro social, una carta del Director del Despacho, Wadim Briceño, en la que dejaba constancia que Palacios se dirigía a España con el fin de pasar sus vacaciones, añadiendo a la misma copia de la constancia de trabajo, el memorando de solicitud de vacaciones y sus estados de cuenta.

No obstante, la decisión del puesto fronterizo del Aeropuerto de Barajas fue "retorno al lugar de procedencia de la viajera el 24 de septiembre de 2008 a las 14 horas", debido a que "no reunía el requisito de presentar los documentos que justifiquen el objeto y las condiciones de la estancia prevista..." tal como lo señala la Notificación de Resolución Denegatoria de Entrada y de Retorno, de ese país.
MPPCT

3 comentarios

... dijo...

Qué pasaría si Venezuela comenzara a exigir los mismos requisitos que la UE, a los ciudadanos extracomunitarios que quisieran pasar unas vecaciones en Venezuela.?

Anónimo dijo...

Pues pasaría, que perderían las divisas que deja un turista en Venezuela, y España se ahorraría de paso, toda la entrada de gente que entra teóricamente como turista, con el propósito de quedarse ilegalmente. Es decir, engañando. También nos ahorraríamos las noticias diarias de bandas de proxenetas, de clonadores de tarjetas, de mafias que extorsionan, de gastos en guarderías, colegios y sanidad... En fin, que para nada importaría que Venezuela lo exigiera. El mundo es muy grande.

Anónimo dijo...

Pues pasaría, que perderían las divisas que deja un turista en Venezuela, y España se ahorraría de paso, toda la entrada de gente que entra teóricamente como turista, con el propósito de quedarse ilegalmente. Es decir, engañando. También nos ahorraríamos las noticias diarias de bandas de proxenetas, de clonadores de tarjetas, de mafias que extorsionan, de gastos en guarderías, colegios y sanidad... En fin, que para nada importaría que Venezuela lo exigiera. El mundo es muy grande.