Última hora

Migración a España

escrito por Carlos Goedder
martes, 16 de septiembre de 2008

“La libertad es, en la filosofía, la razón; en el arte, la inspiración; en la política, el derecho”.
Víctor Hugo (proverbia.net)

En España se ha adoptado una medida política polémica: será suprimida la contratación en su país de origen para trabajadores extranjeros. El fundamento de la medida sería la contracción económica española, la cual restringe la capacidad para crear nuevos empleos.

El soporte cuantitativo de la medida es frágil. La contratación en origen es una medida para traer trabajadores legalmente a cubrir plazas que los propios españoles desconsideran. Siguiendo al diario La Vanguardia: “el año en que la contratación en origen fue más numerosa fue el 2007: 178.340 personas, si todos estos puestos hubieran sido cubiertos por desempleados españoles, el número de parados se habría reducido sólo en un 8,4%. Con los datos de julio, cerrar el contingente de contrataciones en origen recortaría los desempleados en un 3,6%”.

En otro periódico español, en expansión, señalan las limitaciones entre la mano de obra española para cubrir vacantes: “por paradójico que parezca, con más de 2,5 millones de parados desempleados, a muchos empresarios les sigue costando cubrir puestos de trabajo de baja cualificación en determinadas actividades que sólo los inmigrantes aceptan. El propio director del inem (instituto de empleo), el cual es una agencia estatal para ayudar a conseguir trabajo, admitía recientemente que más de 70.000 ofertas de trabajo se habían quedado sin cubrir”.

La oficina del Inem en Cataluña, por ejemplo, señala que se carece de solicitudes de españoles para cubrir plazas como camarero, peón agrícola, médico, auxiliar de enfermería, cocinero, entre otras.

De hecho, la medida olvida el riesgo de retaliación. ¿qué tal si otras naciones procediesen de igual manera con trabajadores españoles? un número creciente de jornaleros españoles estarían yendo hacia la vecina Francia a trabajar en la vendimia, dadas las mejores oportunidades salariales (25.000 trabajadores, un crecimiento interanual entre el 15% y 20%).

Ciertamente España está lejos de su pasado emigrante, cuando la penuria económica envió a la américa a un sinfín de trabajadores cuyas remesas fueron esenciales para el crecimiento económico. Ahora España es un receptor neto de trabajadores y su desafío, más que cerrar el acceso a nuevos inmigrantes, consiste en integrar a los que ya se encuentran en suelo ibérico.

Por esto cobra aún más valor un estudio recientemente publicado por el instituto de estudios del trabajo (iza), en el cual tres autores vinculados a las universidades de Barcelona y Alicante, analizan cómo se incorpora el capital humano extranjero en España.

El capital humano de los trabajadores inmigrantes representa la experiencia y educación que han adquirido en sus países de origen. Este capital humano suele tener una portabilidad imperfecta, esto es, su aprovechamiento es parcial en el mercado laboral y educativo que recibe al inmigrante.

Una forma de cuantificar este efecto es considerar cuántos inmigrantes están empleados en ocupaciones para las cuales están con capacitación superior a la requerida. El problema de la capacitación desaprovechada incluye dos dimensiones: incidencia e intensidad; mientras más años de formación académica y experiencia correspondientes al inmigrante, queden sin aplicarse en el empleo, mayor es el desequilibrio. El desafío para la nación que acoge al inmigrante es conseguir que las capacidades importadas sean colocadas en su uso más eficiente y remuneradas equitativamente.

Los autores del estudio consideran siete regiones de origen para los trabajadores inmigrantes en España: economías desarrolladas; cono sur de sudamérica (argentina, chile y uruguay); resto de américa latina (especialmente Colombia y Ecuador); Europa del este (mayoría de Bulgaria y Rumania); Magreb (Marruecos, Argelia y Túnez); resto de África (se incluye en América Latina a Guinea ecuatorial, donde el castellano es idioma oficial); finalmente, “Asia y resto del mundo”.

2 comentarios

Mónica dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí pero no he podido encontrar otra forma de ponerme en contacto.

Solo quería que conociera la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

Anónimo dijo...

He encontrado información del autor de este artículo en: www.carlosgoedder.com
María!