Última hora

El Congreso apoya ampliar el cheque-bebé a las madres inmigrantes con residencia legal

EFE.

El pleno del Congreso han coincidido este martes en la necesidad de extender el 'cheque-bebé' a las madres extranjeras que lleven menos de dos años en España y ha acordado por unanimidad iniciar los trámites para modificar la Ley que regula estas deducciones por nacimiento o adopción en el IRPF.

Entre las condiciones que la Ley establece para percibir los 2.500 euros destaca la de que la madre extranjera debe llevar al menos dos años residiendo en España, condición que no aplica si el extranjero es el padre del bebé.

Tal y como está planteada, la ayuda "no es un cheque-bebé, sino un cheque a la madre"

Las parejas homosexuales no tienen este problema dado que pueden elegir cuál de los dos miembros será el receptor de la ayuda. "Esta discriminación no es de recibo", ha subrayado la diputada del PP Lourdes Méndez, quien ha apuntado que hay unas 30.000 familias afectadas cuyo caso se agrava dado que la creación del cheque-bebé ha supuesto la "desaparición de la casi totalidad de las ayudas a familias".

Como ha explicado la diputada de Nafarroa-Bai, Uxue Barrios, tal y como está planteada, la ayuda "no es un cheque-bebé, sino un cheque a la madre" que debe ser española o llevar más de dos años para poder beneficiarse.

Un carácter progresivo
Tras expresar su decisión de apoyar la moción, la mayoría de los grupos también ha coincidido en la necesidad de modificar el alcance de una ayuda que actualmente se concede de manera lineal y al margen del nivel de renta, cuando debería tener un carácter progresivo. "No es posible que reciban la misma ayuda Botín y su jardinero", ha argumentado en nombre del PNV Pedro Azpiazu, quien también ha hecho hincapié en que la norma es "claramente discriminatoria en contra de las parejas heterosexuales" que no pueden escoger cuál de los dos será receptor de la ayuda.

No es posible que reciban la misma ayuda Botín y su jardinero

También el diputado de ICV, Joan Herrera, ha coincidido en la necesidad de que "se acabe con una situación insólita, injusta y que no tiene sentido alguno".

Antes de anunciar su apoyo a la moción de toma en consideración de la propuesta de ley defendida por el PP, la diputada socialista María Soledad Pérez ha criticado "el absoluto cinismo, desfachatez y mucha caradura" de los populares, que ni votaron la Ley en 2007 ni señalaron el carácter discriminatorio de la misma.

No hay comentarios