Última hora

La afiliación extranjera disminuye un 22% por la grave crisis económica - Portada de Castelló - Levante-EMV

La afiliación extranjera disminuye un 22% por la grave crisis económica.
Cerca de 9.000 inmigrantes dejan de cotizar en la Seguridad Social

J. Mestre, Castelló

La crisis económica ha golpeado con extrema virulencia al colectivo de residentes inmigrantes de Castelló. Centenares de ciudadanos extranjeros han engrosado las listas del Inem en el último año como consecuencia del parón de la construcción y del azulejo, dos de los sectores que más acapararon mano de obra foránea en los años de bonanza. Así, en abril el número de afiliados extranjeros en la Seguridad Social descendió un 22% respecto al mismo mes de 2008.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo, cerca de 9.000 trabajadores inmigrantes de Castelló han dejado de cotizar a la Seguridad Social desde abril de 2008. En el mes pasado habían un total de 30.221 afiliados extranjeros mientras hace doce meses rozaban los 40.000. Esta caída es resultado del incremento desbocado del paro en el último año. La provincia ha liderado la destrucción de empleo en la Comunitat Valenciana y en España con una subida interanual de un 123%. A estas alturas, hay 52.000 desocupados, un 17% de la población activa.

El desempleo entre los inmigrantes ha crecido por encima de la media provincial (un 143% más). Hace un año habían 6.000 en paro en Castelló. Ahora hay casi 15.000. Por sectores, 1.500 personas extranjeras se han quedado sin empleo en la industria (un 220% más), en la construcción otros 1.500 (192% más), y en servicios, 3.000 (+104%). Los residentes foráneos copan ya el 28% del total de parados. Por este motivo, la cifra de afiliados inmigrantes descendió de forma espectacular en abril (cerca de un 22%).
La recesión ha cambiado de esta manera el panorama del mercado laboral provincial. En sólo un año, Castelló ha pasado de tener paro cero a alcanzar una tasa de desempleo que se acerca al 20%. La mano de obra ya no escasea en la provincia y los empresarios no urgen trabajadores foráneos para cubrir sus plantillas.
Patronal y sindicatos han acordado no solicitar contingentes en el exterior y ha vaciado el catálogo de profesiones de difícil cobertura. El objetivo prioritario de los agentes económicos y sociales pasa por recolar a todos los residentes de Castelló que se encuentran sin empleo, tanto autóctonos como inmigrantes.
La patronal y sindicatos rechazaron esta semana la intención del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef) de contratar mano de obra del extranjero. El Servef propuso en la Comisión Provincial Ejecutiva de Inmigración cubrir con personal de fuera 43 puestos de cocinero, 41 de bañistas y 10 de auxiliar de enfermería, una medida a a la que se opusieron tanto la CEC como UGT y CCOO al estimarla poco oportuna en estos momentos de crisis.

No hay comentarios