Última hora

La OCDE constata el fracaso del plan español de regreso de inmigrantes - ABC.es

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha dado un varapalo al Gobierno español y estima que el programa puesto en marcha en materia de incentivos al regreso de los inmigrantes es modélico, pero sólo en su ineficacia.
En su informe sobre la incidencia de la crisis económica en la inmigración, la OCDE subraya: «Hasta finales del mes de marzo pasado, sólo 4.000 inmigrantes se habían inscrito en el programa del Ejecutivo español, cuando podían hacerlo más de 80.000».
Los inmigrantes consideran poco o nada atractivas las propuestas del gobierno español, que la OCDE califica como una palmaria prueba de ineficacia.

Ángel Gurría, secretario general de la Organización, describe con toda claridad y bastante diplomacia la realidad de fondo del problema: «Los inmigrantes ya tienen afincadas a sus familias. Y muchos de ellos han adquirido derechos. Lo más sencillo, para ellos, es acogerse a tales derechos. Y esperan que vengan tiempos mejores».
La OCDE presenta el modelo español como «uno de los ejemplos más llamativos de las políticas que no dan resultado», víctima del calendario de su puesta en práctica, la ausencia de estímulos reales y una puesta en práctica inadaptada, con consecuencias «perversas» para los inmigrantes y para la economía nacional.

Consecuencias perversas
Las consecuencias «perversas» para los inmigrantes son bien conocidas, a juicio de la OCDE: ellos son las víctimas más atacadas por la crisis. El paro afecta al 15,2 % de los trabajadores españoles, mientras que asciende al 27,1 % en el colectivo de los inmigrantes. A juicio de la Organización, los inmigrantes africanos son los que sufren la crisis con más dureza.
El calendario de la conciencia gubernamental del problema tan solo ha agravado el problema de todos. La Organización recuerda que España puso en práctica una política inmigratoria que favoreció la entrada de 300.000 a 400.000 inmigrantes por año.

No hay comentarios