Última hora

El proyecto de Extranjería cede competencias a las CCAA en menores y permisos de trabajo

europapress.es



La tramitación parlamentaria de la reforma de la Ley de Extranjería dio este miércoles un paso más con la negociación a puerta cerrada de las más de 500 enmiendas planteadas por los grupos parlamentarios, algunas de las cuales han quedado definitivamente integradas en el texto, como el refuerzo de las competencias autonómicas en extranjería o en la gestión de los menores inmigrantes que llegan a España clandestinamente.

Aunque no será hasta la próxima semana cuando los grupos fijen posiciones definitivas de cara a la celebración, el miércoles, de la Comisión de Trabajo e Inmigración donde se someterá a votación el dictamen de esta ponencia, la portavoz parlamentaria del PSOE en la materia, Esperança Estévez, avanzó que se han incorporado al texto enmiendas de "todos los grupos".

Según explicó en declaraciones a Europa Press, entre otras, se han introducido 40 propuestas elevadas por CiU con la intención de esta formación de "blindar" las competencias de Cataluña en asuntos de Extranjería que ya recoge el estatuto de autonomía de la región, como la gestión de los permisos de trabajo y de las tasas y sanciones que de su emisión se deriven.

Además, serán las comunidades con competencias quienes informen sobre la integración del extranjero, entendiendo como parte de la misma el "conocimiento suficiente" de las lenguas cooficiales, en la concesión de la regularización por arraigo, así como en las solicitudes de nacionalidad, conforme explicó el Grupo Parlamentario CiU, que ha transaccionado algunos de estos cambios con IU-ICV-ERC.

El proyecto de Ley también ha visto incorporadas otras propuestas que afectan a las comunidades autónomas, como la de Coalición Canaria que permitiría a los gobiernos regionales negociar de forma directa convenios para traspasar menores inmigrantes en situación irregular y su tutela. Asimismo, podrán realizar convenios con los países de origen para el retorno de estos niños y jóvenes aunque la gestión de las repatriaciones siga correspondiendo al Estado.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Inmigración del Grupo PNV, Emilio Olabarría, aseguró que el nuevo texto "tiene buen aspecto" y destacó que "hay una cierta propensión del PSOE a admitir enmiendas relativas a los derechos y libertades públicas de los extranjeros y a determinados títulos competenciales de las comunidades autónomas", una "receptividad" que en este caso "afecta al 80 por ciento" de las enmiendas planteadas por el grupo.

EL PP, "DECEPCIONADO"

No es de la misma opinión el portavoz del PP en Inmigración, Rafael Hernando, quien expresó la "absoluta decepción" del Grupo Parlamentario tras la reunión de la ponencia. "Más que avanzar, lo que se ha hecho es retroceder con esta estrategia que ha abierto de negociación en la que ha preferido pactar con CiU y Coalición Canaria que buscar un pacto global" con el grupo mayoritario de la Oposición.

Según explicó en declaraciones a Europa Press, aunque el PSOE "se ha comprometido a estudiar las propuestas" de los 'populares' más adelante, en esta primera reunión "sólo se ha aceptado una enmienda" del PP y versaba sobre "una cuestión de estilo". Por este motivo, el Grupo entiende que el PSOE "sólo está interesado en sacar la ley adelante cómo sea y no en lograr un texto consensuado y una política de Estado" de Inmigración.

"Apenas ha habido cambios que tengan que ver con mayor control de fronteras, con mejor integración de inmigrantes o con poner orden donde no lo hay: no se prohíben las regulaciones masivas, no se avanza en las obligaciones de los inmigrantes que vienen a nuestro país, no se avanza en los cuestiones como el arraigo y no hemos visto en absoluto, después del trámite de ponencia, ninguna actitud positiva por parte del gobierno más allá de las meras promesas", lamentó.

No hay comentarios