Última hora

Un tercio de los inmigrantes quiere traer a la familia para mejorar el futuro de sus hijos

Pamplona. El 45% de los inmigrantes que residen en Navarra se vino buscando un empleo mejor (45,15%), por falta de trabajo (22,81%) y por encontrar mayor calidad de vida (37%). El 77% llegó en los últimos diez años.

Las razones familiares relativas al reagrupamiento motivaron la salida del 33% de los inmigrantes.

De hecho, en nuestra comunidad una tercera parte de los inmigrantes manifiesta la intención de traer a sus familiares (un 33,60%), un porcentaje superior al estatal (24,76%). Los sentimientos de "soledad" y "vacío afectivo" son el motor de la reagrupación familiar, así como la situación de los hijos "que ya empiezan a ser mayores y el deseo de ofrecerles mejores condiciones de vida".

Las poblaciones latinoamericanas y europeas del Este parten en mayor medida de una "relación de pareja y descendencia ya establecidas" por lo que se ven obligados a diseñar una "estrategia migratoria familiar": emigran todos juntos o lo hacen de forma sucesiva, por etapas. Por contra, en la población procedentes de Europa Occidental y África se percibe una "migración asociada a la soltería".


Seis de cada diez hijos e hijas de inmigrantes residentes en Navarra conviven con sus progenitores.

Así se pone de manifiesto en el estudio sobre reagrupación familiar de la población extranjera afincada en Navarra realizado en el 2008 por el Observatorio Permanente de la Inmigración en Navarra, dependiente de la Oficina de Atención a la Inmigración y basado en datos del 2007 de la Encuesta Nacional de Inmigrantes. La muestra para Navarra es de 1.064 encuestas.



La mitad de las personas encuestadas emprendió su viaje en solitario, mientras que prácticamente la otra mitad lo hizo con parte o toda la familia con la que convivían. Mucha de la población inmigrante residente en Navarra tiene a parte de su familia viviendo con ella, bien porque la trajo desde el principio o fruto de la entrada progresiva de familiares de los que primero llegaron. Los progenitores son los que en mayor medida continúan viviendo en sus países de origen. En este sentido, cabe resaltar que el 86% de las mujeres africanas vive en un hogar con su cónyuge, cifra que desciende a un 52% para el caso de los hombres africanos. Destaca el gran peso que entre los hombres africanos tiene el hogar sin núcleo familiar (33%).



Respecto a la intención de traer a sus familiares, la mayor parte de las personas encuestadas señala que no tiene intención de traerles porque ya están todos o parte o porque no desean que vengan. Según el estudio, las personas africanas muestran mayor interés por traer a su familia (53%), seguido de las personas latinoamericanas (35%). Este "importante deseo" de las personas africanas es reflejo de la "menor reagrupación familiar", junto con la "diferente concepción" de modelos de convivencia familiar que, en su caso, abarca a un mayor número de personas y va más allá de la familia nuclear. Por otro lado, el paso del tiempo trae consigo cambios en "las estructuras de los hogares" ante la llegada de nuevos familiares, y por otro, hay muchas personas inmigrantes que se encuentran en un momento de transición de su proyecto migratorio familiar, ya que su residencia en España no es un proyecto familiar sino "personal", con intención de regresar a su país.

legislación El Gobierno español ha aprobado la reforma de la ley de extranjería que en principio endurece algunos criterios para la reagrupación familiar y amplía el periodo de retención de inmigrantes indocumentados. La legislación española admite la posibilidad de obtener una autorización de residencia por reagrupación familiar para cónyuge de español o extranjero, para hijos e hijas menores de edad o mayores de edad dependientes, y ascendientes de personas españolas o extranjeras residentes. Esta autorización no permite trabajar en España y en el procedimiento administrativo se tiene que acreditar permiso de residencia renovado, vivienda adecuada y medios de subsistencia suficientes.

Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios