Última hora

LA REFORMA DE EXTRANJERÍA EN EL SENADO REFUERZA GARANTÍAS A LAS VÍCTIMAS DE TRATA DE SERES HUMANOS

Discapnet
SERVIMEDIA

La Comisión de Trabajo e Inmigración del Senado aprobó hoy el dictamen de la reforma de la Ley de Extranjería, que, entre otras enmiendas, incluye una transaccional del PSOE y CiU para reforzar las garantías y la seguridad a la víctimas de la trata de seres humanos.

La citada enmienda señala que las autoridades competentes velarán durante 30 días por la subsistencia y, de resultar necesario, la seguridad y protección de las víctimas de trata de blancas que desean cooperar con las autoridades que investigan este delito. Además, estas víctimas, para acceder al retorno a sus países o regularizar su situación en España, quedarán exentas de aportar documentos que para obtenerlos suponga un riesgo para su vida.

La senadora socialista Matilde Fernández explicó a un grupo de periodistas que a las mujeres y hombres víctimas de trata de seres humanos que colaboren con la Justicia no se les va a exigir "documentos que puedan ponerles en riesgo".

El texto aprobado, que contó con 14 votos favorables del PSOE, CiU, CC, PNV y Entesa y los 12 votos en contra del PP, no registra grandes cambios respecto al dictamen aprobado en el trámite del Congreso de los Diputados. Fernández dijo que el texto aprobado hoy, "salvo algunos matices, consolida y mejora el pacto" alcanzado entre el PSOE y los nacionalistas en la Cámara Baja.

"Hemos mejorado redacciones en torno a seguir fortaleciendo elementos garantistas en beneficio de los procedimientos (administrativos) de los inmigrantes", aseveró.

REAGRUPACIÓN FAMILIAR

Tras el debate en la Comisión de Trabajo e Inmigración del Senado, la reforma de la Ley de Extranjería mantiene la limitación a los inmigrantes para reagrupar a los ascendientes menores de 65 años y amplía de 40 a 60 días el plazo de internamiento de los inmigrantes irregulares en los Centros de Internamiento de Inmigrantes.

Sobre este último punto, el PP presentó una enmienda, que fue rechazada, para dejar el citado plazo en 40 días y sólo ampliarlo en casos excepcionales, al entender que si un inmigrante no puede ser repatriado en 40 días, tampoco será posible en 60.

El senador popular Eugenio Gonzálvez lamentó que el PSOE no propicie un consenso en esta reforma y haya vuelto a rechazar las enmiendas del PP presentadas en esta cámara, que, al igual que las que presentó en el Congreso de los Diputados, pretenden prohibir las regularizaciones masivas de inmigrantes e introducir el contrato de integración para los inmigrantes.

Por su parte, la senadora Montserrat Candini, de CiU, señaló durante el debate que el texto "estimula la integración" de los inmigrantes, blinda las competencias en inmigración de las comunidades autónomas y permitirá lograr una sociedad más cohesionada.

No hay comentarios