Última hora

El 47% de los ciudadanos asocia la inmigración con una imagen negativa, pese a reconocer la necesidad de desplazarse "para trabajar"


 | CONSUMER EROSKI

El 47% de los españoles asocia la inmigración con una imagen negativa, a pesar de reconocer la necesidad que los inmigrantes "tienen de venir a trabajar". Las imágenes positivas quedan restringidas al 39% de los encuestados, según los datos recogidos en el informe "Evolución del racismo y la xenofobia en España (2009)", del Observatorio del Racismo del Ministerio de Trabajo e Inmigración en 2008.

La mayoría de las respuestas denotan sentimientos de rechazo a la inmigración. La más mencionada incide en el "aumento desmedido de inmigrantes", junto con el sentimiento de "invasión descontrolada", especificado con expresiones como "hay demasiados", "masificación", "no hay trabajo para tantos", "que no vengan tantos", "ocupación", "mucha gente", "saturación" o "son muchos".

El aspecto más negativo que se relaciona con la inmigración es el aumento de la delincuencia y de la inseguridad (33%), seguido de los "problemas de integración y choque cultural" (11%). En relación al mercado laboral, para el 5,9% de los encuestados la inmigración supone "más pobreza para España", "bajada de sueldos", "españoles que están en paro por culpa de falta de orden", "paro", "nos dejan sin trabajo" o "mano de obra barata". Son respuestas textuales que, según el estudio, "se ajustan a algunos de los estereotipos asociados con la inmigración".

Respecto a las menciones positivas, los encuestados destacan el "enriquecimiento cultural" ( 27%), así como las "relaciones humanas", el "mestizaje", "conocer otras culturas", "la diversidad" o "la variedad". El 17% reconoce la "necesidad de venir a trabajar", mientras que el 10% vincula la inmigración con "pobreza y desigualdad" y el 7,5%, con "sentimiento de empatía y solidaridad".

La encuesta planteaba una pregunta cerrada para obtener una valoración genérica de la inmigración: muy positiva, positiva, negativa o muy negativa. Un 26% optó por considerarla "negativa", el 18% eligió la posición intermedia, ni a favor ni en contra, y una minoría se situó en las extremidades positiva (4%) y negativa (5%).



No hay comentarios