Última hora

Asturias acoge a más de 5.000 ‘sin papeles’

 - La Voz de Asturias

Suscribete al feed de Inmigrantes en España

La crisis económica está azotando con más crudeza a los inmigrantes que viven y trabajan en Asturias, muchos de los cuales ellos se ven “condenados a la clandestinidad”, según el Centro de Información a Trabajadores Extranjeros (CITE) de Comisiones Obreras de Asturias. Según los cálculos de CCOO, “más de 5.200 personas viven en situación administrativa irregular”, según puso de manifiesto ayer el secretario de Política Social del sindicato, Ignacio Quintana.

Aunque destacó las dificultades para obtener la documentación de población inmigrante, Quintana explicó que en enero de 2010 había en Asturias 49.149 extranjeros empadronados y sólo 40.740 documentados. Señaló que este colectivo está en unas situaciones de “extrema vulnerabilidad” ya que, dijo, que hay una “imposibilidad casi absoluta” para que los inmigrantes se documenten y que sólo les queda la fórmula de retorno a sus países de origen a la espera de una oferta de trabajo.

Quintana declaró que Asturias es una de las comunidades con menor presencia relativa de población inmigrante, un 4,5%, cifra que sólo está por encima de Galicia y Extremadura.

Señaló que esto muestra que la entrada de la inmigración no comunitaria ha sufrido un importante frenazo y ha señalado que un 72% de los nuevos empadronamientos en Asturias son personas de la Unión Europea y el 60% de éstas, de Rumanía.

Parados Según CCOO, el paro no ha dejado de crecer entre el colectivo. El Servicio Público de Empleo contabilizó el año pasado una media de 5.518 extranjeros desempleados, casi 1.000 más que en 2009, y 5.826 personas en diciembre. La media anual supone un crecimiento relativo del 21%, más del doble que el 9% registrado entre la población de nacionalidad española.

Además, según el CITE, la prolongación de la crisis está haciendo que la situación de los desempleados sea cada vez más precaria, especialmente entre la población inmigrante, que frecuentemente carece de las redes familiares de apoyo.

CCOO afirma que, con las estadísticas en la mano, en el último año (entre noviembre 2009 y noviembre de 2010) ha retrocedido el número de parados extranjeros que perciben prestaciones contributivas (-5%), aumenta a cambio el colectivo que cobra el subsidio (+31%) y el que carece de cobertura por desempleo (+24%).

Durante el año pasado, según el informe de CCOO, ni los meses de verano, que suelen impulsar las contrataciones, se logró bajar de los 5.000 desempleados y que es probable que, a comienzos de este año, se rebasen los 6.000 parados.

No hay comentarios