Última hora

La UE debatirá hoy la suspensión temporal del Tratado de Schengen

Fuente:  · ELPAÍS.com

La decisión danesa anunciada ayer de reintroducir "lo más rápidamente posible" y de forma permanente de los controles aduaneros en sus confines con Alemania y Suecia seguro que será analizada y tema de discusión en la reunión de ministros de Interior de la UE que hoy, por primera vez, analizarán en Bruselas, junto a la Comisión, la posibilidad de restablecer controles fronterizos entre los estados miembros en "circunstancias excepcionales", a través de un mecanismo de suspensión que se utilizaría "como último recurso, conforme a lo demandado por Francia e Italia.

En el debate de la propuesta que tuvo lugar ayer en el pleno de la Eurocámara, los diputados de la mayor parte de los grupos políticos defendieron la Europa sin fronteras como uno de los hitos comunitarios y se mostraron contrarios a la reintroducción de los controles. Muchos europarlamentarios consideraron la idea como una cesión a las presiones de Francia e Italia, que pidieron hace unas semanas en una carta dirigida a la Comisión Europea que analizara la posibilidad de suspender en ciertos casos la libre circulación en la Unión Europea (UE). Una misiva que fue enviada tras la disputa entre París y Roma por la concesión por parte del Gobierno de Berlusconi de permisos de residencia temporal a muchos de los miles de indocumentados llegados a Italia a raíz de las revueltas en los países árabes.

La reunión de hoy, en la que se preparará la cumbre europea del 24 de junio donde se espera que los líderes de los países comunitarios adopten decisiones al respecto, servirá para poner sobre la mesa la posición de los distintos estados miembros. En los últimos días algunos países se han pronunciado al respecto, como Alemania, cuyo ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, ha apoyado públicamente la idea de reformar Schengen, aunque sin que se cuestione la libre circulación en la UE. España opina que la modificación del tratado "no es urgente ni tiene sentido", ya que Schengen prevé otras vías para resolver situaciones extremas, según el vicepresidente primero del Gobierno español, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Polémico anuncio danés

El plan franco-italiano de retocar Schengen para restablecer los controles fronterizos, que Berlín apoya decididamente, tuvo ayer su émulo sin esperar a lo que decidan las instituciones comunitarias. Una decisión resultado de un acuerdo del Gobierno conservador danés con el xenófobo Partido Popular Danés, tercera fuerza política del país, que le apoya parlamentariamente desde hace una década.

El anuncio se produjo al día siguiente de que en el debate del martes en la Eurocámara sobre Schengen, un parlamentario adelantara que el Gobierno danés iba a introducir los controles fronterizos con Alemania para poner coto a la llegada de trabajadores del sureste de Europa (Bulgaria y Rumanía, dos países que no pertenecen a Schengen) vía Alemania.

"En los últimos años hemos visto un incremento de la delincuencia transfronteriza: tráfico de droga, bandas del este de Europa, tráfico de personas, contrabando de dinero y demás. Y un modo eficaz de atacar el problema es establecer controles fronterizos", explicó el ministro de Finanzas, Claus Hjort Frederiksen, al dar cuenta de la medida. "Vamos a construir nuevas instalaciones en la frontera con Alemania, dotadas de nuevos equipos electrónicos y de identificadores de matrículas", dijo sin dar detalles.

Habrá también controles portuarios, en los aeropuertos y en el extremo danés del puente gigante de Oresund, que une Dinamarca con Suecia. El ministro adelantó que el plan será realidad en un plazo de dos o tres semanas.

"Dinamarca debe ser un país seguro y haremos todo lo posible para combatir la ola de delincuencia que llega del exterior", abundó el ministro de Justicia, Lars Barfoed, quien aseguró que las medidas "no van a impedir a ciudadanos normales y a los negocios cruzar libremente las fronteras".

Pertenecen a Schengen 22 países de la UE (todos, excepto Irlanda, Reino Unido, Chipre y Bulgaria y Rumanía, los balcánicos que pugnan por entrar y cuentan con el veto oficioso de Alemania y Francia) y los extracomunitarios Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein. El acuerdo autoriza a aplicar controles en las fronteras internas de la Unión en circunstancias especiales (por motivos de orden público y seguridad interna) por un procedimiento pautado de comunicación por parte del Gobierno en cuestión a Bruselas y a las otros Estados, siempre por un periodo limitado de tiempo. La mayoría de los Gobiernos han hecho en alguna ocasión (grandes acontecimientos deportivos, cumbres políticas, entre otras oportunidades) uso de esta cláusula (España, por ejemplo, durante la boda del príncipe Felipe y doña Letizia; la última vez, en 2009, con motivo del Día del Soldado Vasco), pero es la primera vez que un Gobierno signatario de Schengen anuncia la reintroducción estable de controles fronterizos.

El Partido Popular Danés arrancó esta concesión del Gobierno a cambio del apoyo necesario para sacar adelante la reforma de las pensiones. "Tiene que ser algo que funcione", explicaba en el diario Politiken el número dos del partido, Peter Skaarup. "Y para conseguirlo se reforzarán los controles fronterizos con presencia permanente de funcionarios de aduanas".

La Comisión Europea estaba analizando ayer los detalles del plan danés que, según el ministro Frederiksen, "respetará las condiciones de Schengen", razón por la cual no se pondrán en marcha plenos controles fronterizos.

Massimo Merlino, del Centre for European Policy Studies y coautor de un trabajo sobre Schengen, tiene otra opinión. "El reglamento de Schengen establece claramente las condiciones para reintroducir los controles fronterizos: si hay una amenaza grave inminente y por seguridad", dice. La medida debe ser comunicada a la Comisión y ser temporal. "No está previsto que la medida no sea temporal", apunta Merlino. "Si Dinamarca lo hace permanentemente debe salir de la UE" por violar el tratado.


¿Ya nos sigues en Twitter?, puedes hacerlo en @epointernac haciendo click aqui.

No hay comentarios