Última hora

La población inmigrante crecerá en Euskadi más que en el resto de España

-  - ADN.es - -

La población inmigrante crecerá en los próximos años en el País Vasco más que en el resto de España debido a que hasta ahora Euskadi ha recibido a menos inmigrantes, estos han llegado más tarde y aún existen nichos de empleo para ellos en el sector doméstico y en el cuidado de personas.

Así se desprende del "Anuario de la Inmigración en el País Vasco 2010" que ha sido presentado hoy en Bilbao por el director general de Inmigración del Gobierno vasco, Miguel González; el vicerrector de Investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), Miguel Ángel Gutiérrez; y los responsables del informe, los profesores de esta universidad Xabier Aierdi y Gorka Moreno.

El porcentaje de personas extranjeras en el País Vasco es del 6,6 %, con 139.369 inmigrantes empadronados en 2010, casi la mitad que en España (12,2 %), donde se produjo un descenso en la llegada de inmigrantes (sólo creció un 1,8 %), por lo que los expertos consideran que el 2010 fue "un momento de inflexión".

Esta tendencia se ha confirmado en 2011, cuando se ha registrado un descenso del 0,3 %. Esta ralentización se explica por la crisis económica y el aumento del paro y llega después de "una década prodigiosa" en la que España fue el segundo país de la OCDE que más extranjeros acogió en términos absolutos tras Estados Unidos y el primero en relativos.

Sin embargo, los datos del País Vasco difieren del resto de España, ya que en 2010 registró el crecimiento más alto de población extranjera (4,9 %) sólo por detrás de Extremadura y este año se está repitiendo esta pauta.

Los autores del informe han considerado que, a pesar de la saturación de acogida en el conjunto de España, en Euskadi "aún hay margen" para nuevos inmigrantes porque son menos que en otras comunidades, llegaron más tarde y porque la estructura sociolaboral vasca es diferente.

Así, Moreno y Aierdi han señalado que la construcción -un sector muy golpeado por la crisis- no tiene tanto peso en Euskadi y que los inmigrantes trabajan principalmente en el sector servicios: tareas domésticas y cuidados personales.

Precisamente, los nichos de empleo para extranjeros determinan, según han explicado, el perfil del inmigrante. Por ello, en los últimos años la mujer latinoamericana ha ganado peso dentro de la población inmigrante en el País Vasco.

Aierdi ha explicado que, debido al envejecimiento de la población, Euskadi tiene "unos problemas de dependencia brutales" y que será la comunidad inmigrante la que garantice la asistencia a estas personas, por lo que aún "hay cabida" para nuevos inmigrantes.

En cualquier caso, los profesores han matizado que el descenso general de población extranjera no sólo se debe a la crisis, sino que también obedece a un incremento en la nacionalización. "Ahora lo importante no son los flujos migratorios, sino los 'stocks'", han dicho.

"En el nuevo panorama se pasa de la lógica de la extranjería a la lógica de la ciudadanía", ha afirmado Aierdi y ha avisado de que las políticas públicas deben pasar "de la acogida a la gestión de la diversidad y a la integración" de los inmigrantes y sus hijos.

Hasta la fecha, se ha producido un "modelo espontáneo de integración" basado en el empleo, que seguirá siendo suficiente para integrar a los trabajadores inmigrantes pero no ofrece garantía para la plena integración de la segunda generación.

Para integrar a sus hijos la educación jugará un "papel fundamental" porque les dará oportunidad de ascender socialmente.

Por ello, Moreno ha alertado del "preocupante" porcentaje de abandono escolar de la población inmigrante: un 45 % frente al 31,2 % de media general en España.

También ha criticado la concentración de alumnado inmigrante en determinados centros, generalmente públicos, y el mayor peso del modelo A, cuya lengua vehicular es el castellano, cuando el euskera "supone una oportunidad para la integración", así como una "oportunidad de ascenso y promoción social".

Libros de orientación
La familia ante momentos difíciles.

No hay comentarios