Última hora

Tic-tac, tic-tac: al euro le quedan diez días para reformarse o desintegrarse

 - elEconomista.es -

Estéril en acuerdos pero muy rica en declaraciones explosivas fue la reunión ayer en Bruselas de los ministros de Economía y Finanzas de los veintisiete países de la Unión Europea (UE). El liberal finlandés Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de la cartera de Asuntos Económicos y Monetarios, vaticinó que la zona euro se enfrenta a "diez días críticos". Los que quedan para celebrar el 8 y 9 de diciembre en Bruselas la inminente cumbre de jefes de Estado o Gobierno.

Rehn insistió por la tarde, ante el Parlamento Europeo, en caldear el ambiente: "La unión económica y monetaria debe completarse mediante una mayor integración o tendremos una desintegración progresiva de más de medio siglo de integración europea". Mario Monti, recién nombrado jefe del Gobierno italiano y titular de Finanzas, advirtió que los mercados juz- garían con dureza la ausencia de acuerdos sólidos en la cumbre de la semana que viene.

Anders Borg, ministro sueco de Finanzas, reclamó que Italia y España saquen "los cadáveres de los armarios", para allanar la vía a los acuerdos. Poco más dio de sí el Ecofin o Consejo de Economía y Finanzas de la UE.

Hoy se espera que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, haga una intervención pública que, junto a la que debería hacer mañana la canciller alemana Angela Merkel, marque la pauta. El resultado más probable de la cita de líderes europeos el 8 y el 9 de diciembre, según fuentes diplomáticas, es un principio de acuerdo que ponga en marcha una reforma del Tratado de la UE para, como exige Berlín, endurecer la disciplina presupuestaria en la zona euro. A corto plazo, el Banco Central Europeo (BCE) tendría que seguir comprando deuda de países como Italia para evitar el caos económico global.

Elena Salgado, vicepresidenta económica saliente, replicó al anuncio la víspera de Valérie Précresse, ministra francesa de Presupuestos, quien aseguró que Francia y Alemania impulsarán un nuevo Pacto de Estabilidad que imponga alcanzar el déficit cero en 2016. Salgado lo tachó de "rumorología" y puntualizó que el acuerdo de PSOE y PP para modificar la Constitución contempla que España alcance el equilibrio presupuestario en 2020.

No hay comentarios