Última hora

Correa eleva en Murcia el problema de la dación en pago a nivel internacional

 El presidente ecuatoriano elevó ayer en Murcia el problema del impago de hipotecas y de la dación en pago a escala internacional, al ofrecer ayuda jurídica en los consulados del país a sus ciudadanos residentes en España, horas antes de entrevistarse con Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa.
Correa llegó al Pabellón de Deportes Príncipe de Asturias de Murcia a la manera de las grandes estrellas de la televisión o de la canción, como luego se vio. Desde un estrado respaldado por una gran pantalla de televisión ofreció su ‘Enlace Ciudadano’ sabatino radiotelevisado durante unas dos horas, hasta las 12:30 de la tarde, en las que desplegó todas y cada una de sus dotes de actor, comunicador, cantante, galán y, cómo no, político popular respaldado por los resultados electorales.

Ante un público atento, aunque no enfervorizado, de unos 2.500 ecuatorianos llegados a Murcia desde media España sureña y levantina, el presidente realizó su 362 programa semanal Enlace Ciudadano, que no tiene nada que envidiar al alabado y denostado ‘Aló Presidente’ del venezolano Hugo Chávez.
El mandatario ecuatoriano tiene más tablas en directo que su colega militar ahora enfermo de cáncer. Sabe aprovechar sus recursos políticos y personales. Su físico le acompaña: a punto de cumplir 49 años el 6 de abril, es alto (1,80) para la media de su país, sabe sonreír y manejarse con soltura ante las cámaras sin caer en el populismo ni la demagogia.
Y acepta con frescura el contacto físico: tardó casi diez minutos en recorrer los 50 metros que separan la puerta del pabellón del estrado, estrechando manos, repartiendo sonrisas y hasta dando abrazos, asaeteado por los flashes de móviles y cámaras profesionales.
Domina los tiempos. Su anuncio de asistencia jurídica para los residentes en España con problemas hipotecarios es algo que él dio a conocer a los cuatro vientos ayer, pero que lleva funcionando en algunos consulados ecuatorianos -el de Murcia y el de Madrid, por ejemplo-  desde hace varias semanas, con participación de abogados españoles ligados a la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH).
La situación de los casi 350.000 ecuatorianos que viven en España no es fácil, según los datos que ofreció esta semana el ministro de Inmigración, Francisco Hagó, que precedió al presidente en su llegada a España. 15.000 de ellos tienen problemas de pago de hipotecas y 8.000 familias ya han sido desahuciadas por los bancos, dijo.
Tampoco es nueva esta realidad. En la Región de Murcia, que con casi 50.000 residentes ecuatorianos es una de las de mayor presencia de esa nacionalidad, viene dándose el caso desde que empezó la crisis de migrantes hipotecados de diversas procedencias que, ante la imposibilidad de pagar sus cuotas hipotecarias, simplemente dejan las llaves en el buzón y se van de vuelta a su país o a otro país europeo.
Los ecuatorianos en dificultades “están dispuestos a dar sus propiedades”, aseguró el ministro Hagó, si eso les libera de la deuda hipotecaria. Así se lo ha planteado a Marina del Corral, secretaria general de Inmigración, y más que probablemente Correa le dijo lo mismo a Rajoy ayer por la tarde.
“Muchos se están yendo a Francia o Suiza”, asegura Aníbal Vega, de 35 años, que llegó a Callosa de Ensarriá (Alicante) hace diez años, ha montado una empresa de la construcción con su hermano, se casó con una chica ecuatoriana que llegó después de él, y cuenta, con la perorata de Correa de fondo, que es autónomo, que no le va mal y que por eso se queda.
A los que no tienen tanta suerte, el presidente les ofreció ayer la vuelta con ayudas oficiales a Ecuador, ahora emergido de la crisis que les hizo salir y provocó la dolarización de la economía. La gran pantalla que respaldaba a Correa ofreció a continuación el relato de Stalin Vivanco, rotulado como “ex migrante”, que volvió a su Quito natal y montó la exitosa lavandería “El Retorno”.
No en vano el desempleo entre los ecuatorianos ha alcanzado una “cifra récord” en enero de 2012, con 212.157 personas sin trabajo, el 61,7% de los 343.625 ecuatorianos de entre 16 y 65 años de edad que viven en España, según los datos de Mario Cuzco, responsable de la Secretaría Nacional de Migración (SENAMI), que acompañaba al ministro. Otros 131.468 están cotizando a la Seguridad Social ahora.
Poco después del inciso televisivo de Stalin, el público coreaba a un “crooner” ataviado con traje típico de las regiones costeras ecuatorianas que entonaba micrófono en mano “Ay don Rafael, ay don Rafael/ Muchas gracias, muchas gracias/ por habernos dado/ de nuevo nuestra patria”.
Porque el eje principal del largo show de Correa en su ‘Enlace Ciudadano’ 362 fue recordar a sus expatriados que durante su mandato, que empezó en 2006 y fue renovado en las  urnas en 2009, se ha producido una innegable recuperación de la soberanía nacional. Para ello, no dudó en recordar algunos proyectos en marcha y bien lanzados, como el de Yasuní-ITT, región selvática de gran biodiversidad que no será explotada petrolíferamente gracias a la cobertura financiera aportada por muchos países desarrollados, entre ellos España con más de 1,4 millones de dólares durante 2011.
Como no estaba por crear asperezas, a pesar de que el presidente regional murciano, Ramón Luis Valcárcel, no se ha entrevistado con él ni en su escala de ida hacia Turquía ni en la de vuelta hacia Madrid, Correa lanzó vivas coreados por su público a casi todo lo que se movía, incluyendo naturalmente Murcia y España.
Y terminó con un dueto de pie y micrófono en mano con María Belén, joven ganadora del concurso televisivo de música ligera “Los Siete Magníficos”, el primer programa que la crisis se ha llevado por delante de la emisora autonómica murciana 7RM.
Fuente: - elConfidencial.com

No hay comentarios