Última hora

Crisis Una salida desesperada

En Grecia, la tasa de suicidos se ha incrementado un 40 por ciento. En España aún no hay un dato similar, pero el año pasado gastamos mil millones de euros en fármacos para evitar la angustia. La crisis no solo puede acabar con nuestro trabajo. Amenaza nuestra salud... y nuestra vida.
Harikleia Lambrousi es griega, es funcionaria y está deseperada. Trabaja en una institución pública de Atenas que echa el cierre por exiencias del guión que marca la Unión Europea. Harikleia Maenazó con lanzarse al vació desde su oficina.


Después de cuatro horas de tensión, la convencieron para que no lo hiciese. Harikleia engordará la estadística del paro, pero por lo menos puede contarlo. Hay otra estadística, más dramática, que ha dado a conocer el Ministerio de Sanidad griego: la tasa de suicidios se ha incrementado un 40 por ciento desde que empezó la crisis.

La desesperación de Harikleia es extrema, pero simboliza muy bien el estado de ánimo que se está apoderando de buena parte de los europeos, en especial entre los 20 millones de parados de la UE. Ciudadanos contra las cuerdas como el italiano Salvatore de Salvo, un agente comercial desempleado, y su mujer, que se quitaron la vida después de enviar una carta abierta al Gobierno. «Os enteraréis por los periódicos de la gran dignidad con que saben morir dos ciudadanos asqueados de la hipocresía y de la crueldad de vosotros, los políticos», advirtieron. O el caso de Félix, un agricultor valenciano que se quemó a lo bonzo en su garaje después de perder su trabajo. «La situación va a empeorar conforme avance el año y en 2013, sobre todo para la población comprendida entre 40 y 55 años», vaticina el psiquiatra francés Michel Debout, autor de una investigación sobre suicidio y precariedad laboral. «Debería organizarse un dispositivo de apoyo psicológico enfocado a los parados. La sociedad les demostraría que todavía cuentan. Un parado se suicida porque ya está socialmente muerto».

La recesión no solo afecta al bolsillo, también a la salud. Los desempleados tienen el doble de posibilidades de sufrir estrés, ansiedad y trastornos depresivos que las personas con trabajo. El sociólogo austriaco Paul Hartzfeld ha comprobado que el desempleo de larga duración provoca pérdida de confianza, sentimiento de abandono y desprecio hacia uno mismo. Y tener la autoestima por los suelos debilita el sistema inmunitario y es una puerta abierta a otras enfermedades.

El miedo a perder el trabajo también amarga a los que lo conservan. Se han triplicado las patologías profesionales que cursan sin baja; entre ellas, el estrés y la depresión. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública calcula que entre 1500 y 4000 personas morirán en España cada año por dolencias relacionadas o agravadas por la pérdida del empleo. Además, se producirá un descenso de la esperanza de vida.

Las señales de alarma ya están ahí. El año pasado, los españoles se gastaron casi mil millones de euros en fármacos para evitar la angustia: 475 millones en antidepresivos y 468 en ansiolíticos, según datos de la consultora IMS. Los médicos de familia calculan que el consumo de antidepresivos se ha disparado desde 2007, cuando empezó la crisis, y podría superar el 30 por ciento. «Se está medicalizando mucho el sufrimiento. La tolerancia a la angustia es menor y se soluciona con una pastilla», explica el doctor José Basora, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. En cuanto al uso de benzodiacepinas, como el Orfidal y otros ansiolíticos, su consumo se ha elevado un 13 por ciento en el mismo periodo.

 Lea el reportaje completo en XL Semanal
Fuente:finanzas.com

3 comentarios

Anónimo dijo...

Antes de suicidarme me llevo por delante al politico de turno con toda su familia, tarde el tiempo que tarde.

Anónimo dijo...

exacto los politicos son el cancer de toda sociedad moderna,ellos,los banqueros y los empresarios que prefieren contratar a un extranjero en regimen de exclavitud antes que a un autoctono,hay que empezar a acabar con todo estos temas que han hecho de Europa el estercolero del mundo,en ningun sitio hay mas politicos corruptos,en ningun sitio hay tanta inmigracion mala que se dedica a robar y a jodernos los barrios,en ningun sitio del mundo pasa eso solo en EUROPA nuestra tierra a la que estan desangrando toda esta gentuza,el mejor sitio para vivir se va convertir en el culo del mundo sino ponemos remedio y rapido,debemos cojer las riendas de Europa y sacar del poder a toda esta gentuza que solo piensan en su cartera y en como jodernos cada dia sino no es con una cosa con otra.

A la mierda todo este sistema podrido donde hay que ser un delincuente para ser respetado,hasta las narices de los ladrones de corbata y los ladrones que vinieron supuestamente a trabajar pero que luego ven lo que hay y aprovechan para hacer lo mismo,todos los delincuentes a la mierda con ellos.

Anónimo dijo...

totalmente deacuerdoo...esta sociedad es un asco...los politicos ..empresarios...son unos autenticos sinverguenzas y unos ladrones que solo saben aprovecharse del pueblo.no hay justicia en este pais