Última hora

El número de extranjeros residentes en España aumenta en 324.486 personas

El número de extranjeros residentes en España al finalizar el año 2011 ascendía a 5.251.094, lo que representa un incremento total de 324.486 personas durante el año pasado, según se desprese de los últimos datos del informe trimestral "Extranjeros residentes en España. Principales Resultados" elaborado por el Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI) de la Secretaría General de Inmigración y Emigración.

Del total de residentes extranjeros, 2.554.618 (el 48,6%) provienen de países de la Unión Europea (UE) y pertenecen al Régimen Comunitario. Estos ciudadanos foráneos se incrementaron un 6,4% (152.986) en 2011. El otro 51% de residentes extranjeros (2.696.476) proceden del resto del mundo y pertenecen al Régimen General. El incremento de este grupo el año pasado fue del 6,8%, con 171.500 residentes más.

Las nacionalidades más representadas por los extranjeros residentes en España son las de Rumanía, Marruecos y Ecuador. De esta manera, dos de cada cinco extranjeros residentes en España son rumanos (900.000), marroquíes (800.000) o ecuatorianos (400.000), colectivos que conjuntamente alcanzan los 2.151.578 residentes, seguidos de nacionales de Colombia (274.171), Reino Unido (235.052) o Italia 180.221).

El rasgo diferenciador entre el Régimen Comunitario y el Régimen General se encuentra en el número de niños entre los 0 y 4 años, que ascendió en 2011 a 51.121 en el primer grupo y a 185.801 en el segundo, destacó el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. De los menores de 16 años (731.222), el 68,4% pertenece al Régimen General, mientras. La inmensa mayoría de los extranjeros residentes en España se encuentra entre los 16 y los 64 años de edad, que suman un total de 4.305.278 personas, de las que un 50,2% corresponden al Régimen General y un 49,8% al Régimen Comunitario. Por último, al cierre de 2011, residían en España 214.594 extranjeros mayores de 65 años, de los que un 83% pertenecen al Régimen Comunitario.

1 comentario

Anónimo dijo...

eramos pocos y parió la abuela