Última hora

Brasil ofrece diálogo a España tras la entrada de normas más duras a los turistas

Brasil comenzó este lunes 2 de abril a aplicar reglas más duras a los turistas españoles en reciprocidad con los estrictos requisitos exigidos a sus ciudadanos en Madrid. Durante la primera jornada no se produjeron incidentes y fuentes del Gobierno de Brasilia expresaron su disposición a negociar. El Gobierno "está abierto" al diálogo para volver a la situación anterior, en la que solo se le exigía el pasaporte a los turistas, ha dicho la directora del departamento de Comunidades Brasileñas de la cancillería, Luiza Lopes da Silva, a la Agencia Brasil (oficial).

Desde "ahora cualquier medida será definida a partir de la reciprocidad. Estamos, inclusive, abiertos a volver al punto de partida, como era antes, cuando exigíamos sólo el pasaporte del (turista) español para entrar en Brasil", ha precisado.


En el aeropuerto internacional de Sao Paulo, la principal puerta de entrada de extranjeros en el país, los primeros turistas españoles que aterrizaron ayer por la mañana a bordo de un vuelo de Iberia relataron que su admisión se había desarrollado con normalidad.

El cónsul general de España en Sao Paulo, José María Matres, explicó que la legación diplomática no había recibido ninguna llamada de ciudadanos españoles a los que se les hubiera impedida la entrada y que no constaba ninguna incidencia a ese respecto tras el aterrizaje de los primeros vuelos procedentes de España.

Fuentes de la Policía Federal consultadas por Efe rechazaron ofrecer información sobre el desarrollo del primer día de entrada en vigor de las nuevas normas.

Los ciudadanos españoles no necesitan visado para entrar en Brasil como turistas, pero a partir de ahora deberán presentar un billete de regreso con fecha confirmada, un pasaporte con validez mínima de seis meses y demostrar que disponen de recursos económicos para mantenerse en el país, entre otras exigencias.

Lopes da Silva argumentó que hoy no se registraron incidentes porque se decidió anunciar el endurecimiento de los requisitos a los españoles con suficiente antelación para evitar que ningún viajero de ese país "sea inadmitido en Brasil por falta de información".

El cónsul español en Sao Paulo recordó que representantes de la cancillería brasileña y del ministerio español de Exteriores "han venido hablando de este tema" para evitar que perjudique las "relaciones francamente intensas" que unen a ambos países.

Matres, quien destacó la importante presencia en Brasil de empresas españolas, así como la gran comunidad de españoles que reside en el país latinoamericano, se mostró optimista sobre el uso del diálogo y de la "vía diplomática" para resolver la situación.

La turista española María Jesús Fernández, quien ayer desembarcó en Sao Paulo, ha dicho que estaba al corriente del endurecimiento de las normas por lo que viajó provista de los documentos necesarios, que presentó en el momento de embarcar en Madrid, pero que luego no le fueron exigidos a su llegada a Brasil.
"Aquí no hemos tenido ningún problema (en Brasil), hemos enseñado el pasaporte, pero no nos han pedido nada, no como en Madrid que nos pidieron un justificante", agregó.

El madrileño Juan Pablo Sánchez, quien viajó a Brasil por negocios, ha precisado que sabía que se habían producido "algunos cambios", pero su ingreso en el país transcurrió del mismo modo que en ocasiones precedentes.
Sin embargo, no todos los viajeros disponen de información suficiente sobre la nueva normativa.

Alguna confusión

Otra turista, la hispano-paraguaya Mirta Montes, quien hoy llegó a Brasil procedente de Albacete, explicó que reservó su vuelo mediante una agencia de viajes que no le supo informar con claridad de los criterios de entrada en el país.
Brasil alega que la entrada en vigor de normas más exigentes para turistas españoles y no para ciudadanos de otros Estados europeos se produce en cumplimiento de la reciprocidad por el rigor con el que, a su juicio, las autoridades españolas aplican las normas de acceso al espacio Schengen a los brasileños.

Fuente:  - ABC.es

No hay comentarios