Mato asegura que los 'sin papeles' no pueden tener los mismos derechos sanitarios que los inmigrantes legales

Share:
Nada de alarmismos. La reforma sanitaria que ha hecho el Gobierno del PP, y que mañana pasa su primer trámite en el Congreso, "garantiza la sostenibilidad" de la Sanidad en el futuro y da los derechos sanitarios a aquellos que se lo merecen. Es la defensa que ha hecho este miércoles en el Congreso la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.
Según Mato, ningún ciudadano se va a quedar sin asistencia sanitaria, "pero no se pueden equiparar los derechos de los inmigrantes legales con aquellos que están en situación irregular".

Con la reforma sanitaria, ya no van a tener tarjeta sanitaria "los extranjeros ilegales o aquellos que la utilizaban de forma fraudelenta" porque se ha acabado con eso de "todo el el mundo, por empadronarse en España, pudiera tener acceso a una tarjeta sanitaria".
En este sentido, ha vuelto a recordar que España ha dejado de ingresar 1.000 millones de euros porque muchos ciudadanos extranjeros acudían a sus países de origen a operarse "y luego nos pasaban la factura".
Mato ha hecho estas afirmaciones durante su respuesta a una interpelación del diputado de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares, quien ha acusado a la ministra de iniciar una "contrarreforma" de la sanidad española dejando fuera a los colectivos que "más sufren la crisis".
Respecto al recorte de derechos a los inmigrantes ilegales, la ministra ha avanzado que aunque este colectivo ya no tendrá derecho a la taerjeta sanitaria seguirá teniendo derecho "a más prestaciones que en otros países".
En concreto, los 'sin papeles' podrán acceder a la asistencia de urgencias, "y se cubrirá la atención a embarazadas y menores de 18 años", ha dicho.
Así lo ha reconocido durante su participación en la sesión de control al Gobierno en respuesta a
"Hemos dado indebidamente la sanidad a personas que o tenían la sanidad ya cubierta o no tenían derecho a ella", ha destacado Mato, detallando que ahora el derecho a la tarjeta sanitaria va a ser para todos los españoles y para los extranjeros que vengan a España "por la vía legal y coticen como nosotros, trabajen con nosotros y vivan con nosotros".
Llamazares: "es un decreto de exclusión de colectivos"
Por su parte, el diputado de Izquierda Unida ha criticado que la reforma sanitaria no va a suponer "el ahorro que proclaman" y lo ha calificado de "decreto de exclusión de colectivos" porque deja sin cobertura no solo a los inmigrantes ilegales, sino también a los divorciados, a algunos discapacitados y a los menores de 26 años que no hayan cotizado.
En este sentido, Llamazares ha expuesto una carta de un colectivo de jesuitas --que no es de su "misma tendencia política", como ha reconocido-- en la que se preguntan qué va a pasar con varios inmigrantes 'sin papeles' con enfermedades renales o problemas cardiacos que "no podrán tener medicación" o a los que "se les va a comenzar a cobrar el transporte sanitario no urgente".
Asimismo, ha criticado que quiera cambiar el Sistema Nacional de Salud (SNS) "de forma tan trascendental" sin un trámite de proyecto de ley y "sin la posibilidad de poder enmendar las medidas". "Han planteado unas medidas que o las tomas o las dejas, como las lentejas", ha reprochado Llamazares.
Fuente: lainformacion.com

Libros Libres
-Desafíos y fortalezas de la política de seguridad y defensa de Venezuela en la región, en base al conflicto con Colombia
Venezuela y el nacimiento del Consejo de Seguridad de Defensa Sudamericano en el marco de la UNASUR.
Francisco González Parada

No hay comentarios