Última hora

El envío de remesas a América Latina se estanca

imageLa cantidad de dinero que inmigrantes enviaron desde Estados Unidos a sus familias en América Latina y el Caribe creció menos de 1% en 2012, en medio de la débil recuperación económica de ese país, un declive en la llegada de inmigrantes y un nivel récord de deportaciones por parte del gobierno del presidente Barack Obama.

Los US$61.300 millones en remesas enviadas el año pasado hacia la región —desde todo el mundo, pero sobre todo EE.UU. —, se ubican muy por debajo del máximo de US$65.000 millones registrado en 2008, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo, o BID, publicado el lunes.

Sin embargo, un repunte del sector constructor estadounidense y una reforma de las leyes migratorias del país podrían elevar el monto de las remesas este y el próximo año, según expertos.

"La salida de remesas desde EE.UU. no ha crecido tanto como mucha gente esperaba", dijo Daniel Ayala, director del servicio de remesas globales de Wells Fargo WFC +0.20% & Co. "Ha sido una historia con diferentes matices", sobre todo desde el tercer trimestre de 2012, agregó.



El dinero que los inmigrantes envían a casa ha jugado un importante papel en la reducción de la pobreza en los países en desarrollo, ya que una parte importante de los fondos son usados por las familias para sus necesidades básicas, dicen expertos.

México, Guatemala, El Salvador y Honduras están entre los principales destinos de las transferencias desde EE.UU. a América Latina y el Caribe. Los fondos desde EE.UU corresponden a casi 75% del flujo total hacia la región.

Entre 2002 y 2008, el crecimiento anual de las remesas hacia América Latina y el Caribe promedió 17%. Tras un fuerte descenso debido a la recesión en EE.UU., las transferencias comenzaron a estabilizarse en 2010 y se recuperaron levemente en 2011, según el estudio del BID, con sede en Washington. Sin embargo, "los datos de 2012 muestran una vez más un estancamiento de la expansión", señaló la entidad.

[image]
De 2011 a 2012, América del Sur registró un descenso de 1,1% en la captación de remesas, debido a que muchos inmigrantes de los países andinos trabajan en Europa, particularmente España, que aún sufre de serios problemas económicos. Los brasileños enviaron a su país US$1.900 millones en 2012, que es 1% más que el año previo, pero representa un aumento de 12% en la moneda local, dijo el reporte.

Las remesas hacia México, el principal destino de estos envíos, descendieron 1,6% en términos de dólar el año pasado frente a 2011, pero permanecieron estables cuando se miden en pesos mexicanos. América Central mostró una tasa de crecimiento de 6,5% en 2012 comparado con el año previo.

Esto se produce luego de que el gobierno del presidente Barack Obama deportara un récord de 1,5 millones de inmigrantes en su primer período. La inmigración proveniente de México, el país de origen de la mayoría de los inmigrantes en EE.UU., cayó 3% en enero de 2013 frente a un año antes, según el estudio. Al mismo tiempo, la inmigración desde el resto de la región se incrementó 9%.

"Estos cambios en los flujos de la inmigración se traducen en un menor volumen de remesas hacia México y un mayor flujo de transferencias hacia el resto de la región, sobre todo América Central", indicó el reporte.

De hecho, las remesas hacia México cayeron 12% interanual a US$1.600 millones en febrero, según el banco central de ese país.

Incluso si la cantidad de inmigrantes no sube, los flujos de las remesas probablemente se elevarán si las perspectivas de empleo mejoran para los inmigrantes que ya se encuentran en EE.UU., dicen expertos.

Y si el congreso estadounidense aprueba una reforma inmigratoria, millones de trabajadores indocumentados "tendrían la oportunidad de [legalizar] su status, mejorar su empleo y ganar más dinero", dijo Ayala. Muchos inmigrantes que se desempeñan en la economía informal se unirían al sector financiero tradicional.

La economía estadounidense creció a una tasa anual de 2,5% en el primer trimestre, lo que apunta a una débil recuperación. La vivienda sigue siendo un punto positivo, con ocho trimestres consecutivos de expansión. El de la construcción es un sector clave de trabajo para los inmigrantes con bajos niveles de capacitación.

Estimaciones preliminares del Pew Hispanic Center para el primer trimestre de 2013, muestran que el desempleo entre los hispánicos nacidos fuera de EE.UU. está descendiendo.

"Hay muchos inmigrantes que volvieron a tener dos o tres trabajos", dijo Eugenio Nigro, vicepresidente de desarrollo de negocios de Xoom, una empresa de transferencias en línea.

Nigro dijo que la industria de las remesas espera un repunte a partir de mayo. El Día de la Madre es crucial para estimar los flujos de las transferencias.

WSJ.com

Para leer..
La crisis del PSOE, ¿Un callejón sin salida?.

No hay comentarios