Última hora

El Gobierno admite que la edad de jubilación puede ir más allá de 67 años

Cotizar y trabajar más. Son dos de las principales conclusiones del informe sobre el impacto que podría tener en el actual sistema de reparto la próxima reforma de pensiones remitido por el Ministerio de Empleo al Pacto de Toledo. Un primer adelanto del trabajo que en un plazo no superior al mes recibirán sus señorías del grupo de expertos que debe diseñar el denominado factor de sostenibilidad .

Lea aquí el documento enviado por el Gobierno

En el documento se admite que el diseño de este factor, que estará muy ligado al momento económico, puede implicar un aumento en la edad de jubilación más allá de los 67 años (desde enero la edad de jubilación aumenta de forma paulatina hasta los 67 años en 2007). Junto a ello también se admite que la nueva reforma, que debe estar lista a más tardar en junio, implicará ampliar los años cotizados para cobrar la pensión máxima, o modificar el sistema por el que se calcula la actualización del poder adquisitivo de las prestaciones. La idea del Gobierno es desligar la actualización de las prestaciones del IPC y evitar desembolsos de peso cuando la inflación real en noviembre es superior al incremento que a primeros de año se aplica a la pensiones.

Para argumentar las propuestas, el informe recoge las iniciativas adoptadas en otros países de la UE para hacer frente “al envejecimiento de la población y la crisis económica con la finalidad de garantizar su sostenibilidad y conseguir pensiones adecuadas”.

Al hilo de esto, el documento del Ministerio de Empleo indica que en la última década se han producido "comportamientos perversos que el propio sistema de Seguridad Social origina y que no se deben perpetuar en el tiempo", como el hecho de que la pensión media del sistema haya crecido en este periodo más que los salarios y más que la variación de los precios, así como la "insuficiencia" de las cotizaciones en relación con algunas prestaciones devengadas o las altas tasas teóricas de reemplazo de las prestaciones en España en comparación con las de otros países europeos.

Junto con los efectos que el factor puede tener sobre las pensiones futuras, el Gobierno destaca en el documento algunos aspectos del sistema que, en su opinión, el comité de expertos debería tener en cuenta a la hora de definir dicho factor. En concreto, menciona la evolución de la esperanza de vida y las relaciones de índices demográficos y económicos.

Además, el documento detalla los procesos de reforma de los sistemas de pensiones en otros países de la UE y destaca que las principales tendencias en la mayoría de ellos es considerar toda la vida laboral en el cálculo de la pensión, no aumentar los tipos de cotización, rebajar los índices de actualización tanto de las pensiones como de las cotizaciones tenidas en cuenta en el cálculo de la pensión y exigir un número mayor de años cotizados para tener derecho al 100% de la pensión.

El aumento de la edad legal de jubilación compatible con una flexibilización de dicha edad, mediante un sistema de incentivos y penalizaciones, y la compatibilidad de la pensión de jubilación con el trabajo son otras de las tendencias que el Ministerio de Hacienda apunta de otros sistemas públicos de pensiones en Europa.

Por otro lado, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha dicho que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, le ha asegurado este miércoles que el Gobierno mantendrá sus compromisos y que no "tiene en la cabeza" aprobar nada el viernes en materia de pensiones o protección por desempleo.

 - ABC.es/economía

No hay comentarios