España, donde más caerá su fuerza laboral en 2025 sin inmigración

España será el país de la Unión Europea donde más caerá su fuerza laboral menor de 45 años a la altura de 2025 en un escenario sin inmigración, según un informe del Centro de Política de Inmigración financiado por la Comisión Europea y publicado este viernes.

España experimentará la mayor caída de su fuerza laboral en el conjunto de la UE, cerca del 30% entre 2010 y 2025 sin inmigración en base a las proyecciones de caída de la población en Europa de la oficina estadística europea Eurostat, igual que en el caso de Italia, mientras que Chipre y Francia se sitúan entre los menos afectados, con una caída del 10%.

"El ratio de dependencia de los mayores aumentará del 28% en 2010 al 44% e 2030, lo que hará insostenibles los sistemas de pensiones y seguridad social. Estamos envejeciendo rápidamente también en la fuerza laboral. El número de jóvenes por debajo de los 45 años de la fuerza laboral caerá un 25% en diez, once años, sin más inmigración. Necesitamos inmigración legal", ha advertido la comisaria del Interior, Cecilia Malmström, en rueda de prensa conjunta con el director del Centro de Política de Inmigración, Philippe Fargues.

El informe, titulado '¿Lo que escuchamos sobre inmigración es realmente verdad? Rebatir ocho estereotipos', señala los ochos "mitos" más negativos asociados a la inmigración. Entre ellos, que Europa no necesita inmigrantes, que éstos roban los empleos a los europeos, que no se necesitan inmigrantes de baja cualificación en la UE, que perjudican la capacidad para innovar, que el sur se ve inundado de demandantes de asilo, así como los mitos de que los inmigrantes económicos están intentando aprovecharse de los sistemas de asilo en la UE y el presunto impacto negativo de la inmigración en las aulas para los estudiantes nativos.

La comisaria también ha asegurado que el mito de que los inmigrantes contribuyen a la subida del paro "uno de los más perversos" también es falso como refleja el hecho de que las tasas de migración y empleo están "negativamente correlacionadas" en "la mayor" parte de los países, dado que los inmigrantes su mudan de países con alto nivel de paro a otros donde "tienen más probabilidad de encontrar un empleo". Fargues ha asegurado que "en más de la mitad" de los Estados miembros se cumple la máxima que a más inmigración, menos desempleo.

En el caso de España e Irlanda sin embargo "un aumento de la inmigración se ha visto acompañado por un aumento del desempleo", según reconoce el informe. Pero deja claro que "no se puede decir que la inmigración ha provocado una exceso en la oferta laboral" porque "el deterioro de la situación económica se fundamenta en desequilibrios financieros". "Tanto España como Irlanda tenían burbujas inmobiliarias antes de la crisis económica, con un exceso de construcción que llevó al aumento de la deuda privada", según el informe.

CONTRIBUCIÓN NETA FISCAL DE INMIGRANTES DE 5.000 EUROS

Fargues también ha rechazado el mito de que los inmigrantes perjudican los sistemas de bienestar en la UE a la luz de un estudio de la OECD de 2013 que "muestra que los inmigrantes son contribuyentes netos a los sistemas fiscales" de los países de acogida en Europa y aportan "unos 5.000 euros" anuales de media al fisco. En España, la contribución fiscal neta supera la media con creces, según constata el informe.

El director del Centro de Política de Inmigración también ha dejado claro que las ayudas a la vivienda o familiares para inmigrantes son "bajas" en comparación con los gastos sanitarios o las pensiones. "Estos van a los ciudadanos, no a inmigrantes", ha recalcado.

España, Alemania, Grecia, Portugal y Reino Unido son países donde los inmigrantes y nacionales se beneficia del estado de bienestar en una tasa similar, mientras que los inmigrantes se benefician más que en el caso de los nacionales de Austria, Bélgica, Francia y Países Bajos, según el informe.

El informe también desmiente que no hagan falta inmigrantes de baja cualificación en la Unión Europea dado que a pesar del "elevado paro" hay "nacionales que han rechazado empleos de baja cualificación" y además ellos permiten que los nacionales ocupen empleos de mayor cualificación, han explicado Malmström y Fargues.

En el caso de España, el informe señala la llegada de trabajadoras de baja cualificación de Latinoamérica, Marruecos y Rumanía en la segunda mitad de los 90 ha contribuido a aumentar en 12 puntos porcentuales la tasa de actividad laboral entre las españolas y liberarlas de empleos en los servicios doméstico y de dependencia.

También recuerda que la caída de la mano de obra marroquí para la recogida de la fresa autorizada en España en 2010 y 2011 puso en peligro la campaña de 2012, cuando el Gobierno tuvo que aumentar la cuota de trabajadores marroquíes al no encontrar a nacionales "suficientes" para el trabajo, según el informe, que recuerda que el caso de Italia, por su fuerte dependencia de trabajadores indios de baja cualificación en su sector lácteo.

El informe también desmiente el mito de que los países del sur se han inundado de inmigrantes dado que países como Alemania, Francia y Suecia reciben muchas más peticiones de asilo que España, Italia y Grecia y se trata de los países que más acogen en su territorio. No obstante, el informe admit que Malta, Chipre, Bulgaria, Italia y España, han recibido el mayor número de peticiones de asilo por millón de habitantes en 2013.

Igualmente, rebate la percepción de que los inmigrantes económicos abusan los sistemas de asilo en Europa porque, aunque Fargues ha admitido que "hay un número de gente" inmigrante que está en esta situación, "la mayoría" que llega a través del Mediterráneo son de los países del Cuerno de África, Afganistán y Siria, países en conflicto, y no deberían considerarse "inmigrantes irregulares". "Es muy probable que muchos sean refugiados genuinos capaces de obtener protección si pudieran solicitar protección", ha recalcado.

Malmström ha subrayado que el informe rechaza que los inmigrantes frenen la innovación dado que los países más abiertos a la inmigración suelen generar "más patentes" y ha permitido constatar que también "es falso" que haya una correlación entre la baja calidad de las escuelas y el número de inmigrantes porque "no es el origen del menor el que determina esto sino el nivel de recursos disponibles de las escuelas". "Lo que importan son los recursos", ha concluido.

LIDERAZGO POLÍTICO PARA MOSTRAR LA REALIDAD DE LA INMIGRACIÓN

La comisaria del Interior ha reclamado "liderazgo político" para combatir esta percepción negativa de la inmigración y ha subrayado la importancia de contar con "hechos y cifras" que muestren la realidad de la contribución de la inmigración, especialmente en un momento de auge de los populismo en Europa que culpa a la inmigración "de todas las miserias del mundo".

También Fargues ha lamentado que si hace cinco años había defensores y detractores de la inmigranción. "Hoy ya no es el caso. Sólo hay oponentes a la inmigración", ha advertido, lamentando que a raíz de la crisis económica las percepciones negativas se han vuelto "más radicales que antes". "La mayoría de los Gobiernos europeos, si no todos, se enorgullecen de anunciar que han podido reducir el número de inmigrantes y el número de retornados ya sean forzados o voluntarios", ha concluido.

via |europapress

No hay comentarios