Las historias cautivas de los CIE, al descubierto a través de un documental



"Yo quiero saber muchas cosas. Tengo muchas preguntas que necesitan respuestas". Habla Peggy. Su marido fue expulsado de España ocho días antes del nacimiento de su hija y golpeado y maltratado por los agentes que le acompañaban en el vuelo de vuelta a su país. Su historia, y las de Mourtada y Samuel, conforman el hilo narrativo de un documental que trata de visiblizar qué ocurre realmente dentro de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).
¿Qué es un CIE? "Imagina que cometes una falta administrativa; por ejemplo, el impago de una multa de tráfico. En lugar de una sanción, te detienen y eres conducido a una especie de prisión donde, de repente, pierdes todos tus derechos civiles, eres aislado del mundo exterior y quedas incomunicado. Una vez dentro, no tienes acceso a servicios médicos y sociales, tus objetos personales quedan confiscados y compartes habitación con ocho desconocidos, alguno de ellos con enfermedad mental sin acceso a medicación y algún otro con antecedentes penales". Así define David Marrades, realizador de 23 30, Una historia cautiva, la situación de muchos inmigrantes detenidos y encerrados en los CIE antes de ser expulsados de España.
Sus testimonios podrían ser los de muchos inmigrantes retenidos, pero ¿cómo se ingresa en los CIE? ¿Cuál es su función real? ¿Qué implicaciones tiene a nivel jurídico y ético para nuestras sociedades? ¿Por qué es casi imposible acceder a ellos? Son preguntas que se ha querido hacer el director del documental, que acaba de lanzar  campaña de crowdfunding en Verkami para buscar colaboraciones de cara a cerrar del todo el proyecto e iniciar la distribución.
"Las cloacas del Estado", "centros de sufrimiento", "instrumentos de miedo y de control", "cárceles racistas", "una política criminal encubierta", ... Son algunas de las denominaciones que utilizan algunos de los participantes en la cinta para referirse a los CIE. El enfoque y la finalidad de la grabación los define el propio Marrades en su web, donde destaca la participación de personas relevantes directa o indirectamente relacionadas con la gestión de los CIE desde ámbitos muy diversos. 
23 30, Una historia cautiva
Peggy es una de las protagonistas del documental

Existen unos 280 CIE en Europa, ocho de ellos en España y uno sólo en Andalucía, el de Algeciras-Tarifa, al que  el Gobierno vetó recientemente la entrada a la prensa, planteada semanas atrás por la red europea Migreurop dentro de su campaña Open Access now por el derecho a la fiscalización de los lugares de encierro. Ni políticos en el Gobierno, ni directores de centros, ni empresas relacionadas con la gestión de los CIE o los vuelos de deportación ha querido hacer declaraciones para alimentar el debate ("ha sido imposible", lamenta en conversación telefónica con eldiario andalucia), aunque sus posiciones y algunos de sus testimonios públicos han quedado igualmente recogidos en el documental.
Se han rodado más de 25 horas. Ha sido "un trabajo de más de un año absolutamente autofinanciado con la expectativa de poder profundizar en un tema que espero que tenga cuanta mayor repercusión y relevancia mediática mejor para lograr sensibilizar a la gente", explica Marrades. El caso de los abusos de Málaga, la muerte de Samba Martine y otras historias también son mencionadas en el documental, comenta.
Cuando el Congreso de los Diputados acaba de aprobar la Ley de de Seguridad Ciudadana, incluidas las devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla, existen otras historias más allá de los límites fronterizos y que se viven a diario en los ocho CIE que existen en España. "Los CIE representan el lado más oscuro y difícil de explicar el ya de por sí complejo y desproporcionado aparato represivo del Estado para frenar la inmigración irregular, cuyo devastador coste humano y siniestras consecuencias morales descubriremos por medio del relato y las historias de Mourtada, Samuel y Peggy", apunta el director del documental, de 36 años, resicdente en Valencia.
Un documental a partir del testimonio de sus protagonistas. 23 30 Una historia cautiva busca dar una visión amplia acerca del fenómeno y arrojar algo de luz sobre la realidad de los CIE, para muchos desconocida. Las historias cruzadas de Mourtada Seck, Samuel (nombre ficticio) y Peggy, alguna de las cuales ha tenido relevancia mediática, y la reconstrucción de sus vivencias, constituyen el eje de una película que también se hará eco de algunos de los casos más paradigmáticos y de los sucesos más relevantes que han acaecido dentro de estos centros.
via elDiario.es

No hay comentarios