Última hora

30.000 inmigrantes empadronados en la Comunidad Valenciana recuperan la tarjeta sanitaria


La conselleria de Sanidad del Gobierno valenciano prevé que las tarjetas que permitan acceder a cobertura sanitaria gratuita a unos 30.000 inmigrantes que lleven al menos tres meses empadronados en la Comunidad Valenciana comiencen a expedirse a finales de esta semana, después de que este lunes esté listo el sistema informático y se estén empezando a dar las correspondientes instrucciones a los trabajadores de los centros de salud.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes de la administración valenciana, que recuerdan que se trata de un "proceso progresivo" que arranca este lunes con la incorporación al Sistema de Información Poblacional (SIP) de los cambios necesarios para poder incluir a estos nuevos beneficiarios.

A lo largo de la semana, se trasladará esta instrucción a los centros de salud para que incorporen a los solicitantes que cumplan los requisitos y se les asigne un facultativo de medicina general. Puede que se dé algún caso en que la tarjeta se expida antes pero, según los cálculos de la Generalitat, lo más probable es que el grueso de la documentación empiece a expedirse a final de la semana, han precisado.

Los inmigrantes podrán pedir esta tarjeta en el centro de salud más próximo a su domicilio y se les proporcionará una provisional en el momento en que presenten los documentos acreditativos de que cumplen con las condiciones requeridas. A los tres meses, se espera que sea definitiva.

Los requisitos para ser el titular de una tarjeta son ser extranjero mayor de edad y no tener cobertura sanitaria ni en España ni por parte de un seguro sanitario, una mutua o un tercer país al que se puede facturar por la atención. Asimismo, los beneficiarios de la tarjeta deberán acreditar una residencia efectiva mínima previa en la Comunidad Valenciana de al menos tres meses.

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, explicó la semana pasada que la cobertura incluirá, además de la cartera común básica de servicios, la asistencia especializada en hospital y su tratamiento farmacológico, así como la prescripción de medicamentos y prestaciones ortoprotésicas.

Modelo de exclusión

La instrucción, en palabras de Montón, pretende acabar terminar con "el modelo de exclusión" impuesto a este "colectivo especialmente vulnerable" mediante el decreto 16/2012 y que en la Comunidad Valenciana se tiene constancia de que "incluso se llegó a facturar la atención prestada a colectivos que teóricamente estaban cubiertos", como las embarazadas, menores y las urgencias.

La consellera subrayó además que la aplicación de esta medida no supondrá un gran inversión dado que se trata de un colectivo joven y sano que apenas hace uso del sistema sanitario. Además, ha destacado que para la administración resulta "más barato" la prevención y la asistencia primaria que la cobertura de las urgencias o cuando la enfermedad ya está desarrollada.

En cualquier caso, es una medida en la que no se mira el coste económico sino el beneficio para la salud porque para el nuevo Gobierno valenciano "no hay ciudadanos nacionales y extranjeros", puntualizó.

via -elmundo.es

No hay comentarios