Última hora

Casi 50.000 inmigrantes llegaron a Grecia en julio, una cifra récord

La Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) informó este viernes de que cerca de 50.000 inmigrantes llegaron a Grecia durante el pasado mes de julio, cifra récord superior a la registrada en todo el año 2014.

Según explicó la Agencia en un comunicado, la ruta migratoria hacia Grecia se ha convertido en los últimos meses en la principal vía para intentar acceder a la Unión Europea (UE).

En los primeros siete meses de 2015 cerca de 130.500 inmigrantes fueron detectados en las fronteras exteriores de Grecia, cinco veces más que en el mismo período del año pasado. En todo el año 2014, esa cifra se situó en 41.700 personas.

La mayoría son sirios y afganos, nacionalidad de nueve de cada diez de las personas que intentaron acceder ilegalmente a territorio griego en lo que va de año.

El método más utilizado es, según Frontex, pequeñas embarcaciones de poca estabilidad con las que se echan al mar desde Turquía para intentar arribar a las islas de Lesbos, Chios, Kos o Samos, las más próximas a la península de Anatolia.

Frontex coordina la operación Poseidon para ayudar a las autoridades griegas en la vigilancia de sus fronteras, especialmente las marítimas. "Hace dos meses que pedimos nuevas contribuciones para fortalecer el despliegue de Poseidón y nuestras operaciones en Hungría, aunque desafortunadamente todavía no hemos recibido un número suficiente de equipos ni guardias fronterizos", lamentó el director adjunto de Frontex, el español Gil Arias.

También recordó que, a pesar de contar con fondos suficientes, Frontex necesita recibir de los estados miembros de la UE el equipo técnico y humano necesario para poder desarrollar las operaciones abiertas en el Mediterráneo, que en muchos casos incluyen numerosas operaciones de búsqueda y rescate de inmigrantes.

Frontex cuenta en la operación Poseidón con once barcos costeros de patrulla, dos patrulleras, una embarcación para alta mar, dos helicópteros y dos aviones.

La situación de los refugiados, "caótica"

Por otro lado, la ONU calificó de "caótica" la situación de los refugiados que llegan por mar a Grecia, donde no existen ni las mínimas condiciones de recepción requeridas para estas víctimas de conflictos y persecución.

"Hay un caos total en las islas griegas, no hay lugares de cobijo. Pedimos al Gobierno de Grecia que asuma el liderazgo y la coordinación de la repuesta a esta emergencia", dijo el director para Europa de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, Vincent Cohetel.

Hay un caos total en las islas griegas, no hay lugares de cobijo "Somos conscientes de las limitaciones del Gobierno griego, pero le pedimos que asigne un lugar para los refugiados. Hay muchos cuarteles militares sin utilizar o tierras no cultivas... cualquier cosa es mejor que nada", declaró.

Por su parte, Save the Children ha denunciado que más de 4.200 niños inmigrantes llegaron a alguna a las islas griegas en junio de forma ilegal, 86 de ellos solos, y que corren el riesgo de ser víctimas de explotación y de contraer enfermedades debido a la escasez y la saturación de los centros de recepción, ha denunciado este jueves en un comunicado Save the Children.

Miles de personas que llegan a diario al archipiélago del Dodecaneso, ha asegurado la organización, añadiendo que la mayoría de ellos son sirios. Save the Children ha alertado sobre la situación: los niños viven en condiciones pésimas, ya que los centros de recepción están saturados, por lo que la necesidad de comida, agua, medicina y sitios donde dormir es acuciante.

A pesar de existir nueve centros "de primera recepción", la ONG ha desvelado que solo uno funciona realmente por la falta de fondos, por lo que estos lugares "se asemejan a centros de detención". Por este motivo, Save the Children ha explicado que los niños se encuentran hacinados o duermen solos en las calles. Estos son los más vulnerables porque están en peligro de caer en redes de trata o de sufrir abusos sexuales, ha lamentado.

Tsipras anuncia un plan con fondos europeos

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció este viernes un plan gubernamental para abordar la crisis migratoria que registra el país en los últimos meses, utilizando instrumentos y fondos europeos.

Tras una reunión para tratar la cuestión en la oficina de la viceministra griega de Inmigración, Tasia Jristodulopulu, Tsipras explicó que el Gobierno ha elaborado un proyecto para hacer frente al problema.

En concreto, se refirió a una intervención directa que facilite las llegadas seguras a las islas, el fortalecimiento de las infraestructuras de asilo y la aceleración de los procesos para constituir inmediatamente una autoridad de gestión en materia de migración bajo el marco europeo.

La Comisión Europea (CE) pide a Atenas la creación de ese ente desde julio de 2014 para poder facilitar el desembolso de los fondos comunitarios destinados a esta cuestión.

En una conversación con el primer ministro, el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos, comunicó esta semana que Grecia no ha absorbido los fondos de 500 millones euros que están disponibles para el país, por lo que Tsipras decidió ponerse al frente y convocar la reunión.

Tsipras reveló que en el encuentro el Gobierno ha puesto de relieve la dimensión europea del problema y ha tratado de encontrar la manera de explotar los instrumentos existentes y las partidas extraordinarias.

Respecto al campamento de refugiados improvisado que desde mediados de julio se ha establecido en el centro de Atenas, con una población base de 260 personas en 80 tiendas de campaña, Tsipras manifestó que serán trasladadas inmediatamente "hacia un espacio que ofrecerá hospitalidad, con condiciones de higiene aceptables", que seguirá contando con estructuras del Gobierno local y el trabajo de las organizaciones no gubernamentales.

Una solución desde la UE

Según testimonios recogidos por la organización en Lesbos, Chios, Kos y Atenas, muchos menores dicen no haber comido en días y no querer dormir fuera o ir al baño por la noche por miedo a que abusen de ellos. Además, los bebes y los niños de más corta edad están en peligro de contraer enfermedades diarreicas, golpes de calor, deshidratación y quemaduras solares.
Los centros de recepción están saturados, por lo que la necesidad de comida, agua, medicina y sitios donde dormir es acuciante.
El director general de Save the Children, Andrés Conde, ha afirmado que estos niños "están abandonados a su suerte" y que hay una gran probabilidad de que ataquen a uno mientras duerme en la calle o de que un bebé muera por un golpe de calor. "Está ocurriendo ahora mismo en las puertas de Europa", ha destacado.

La ONG ha explicado que el 90% de estos inmigrantes y refugiados no tiene sitio adecuado para dormir, como tiendas, y hay pocas instalaciones para la higiene. Además, ha asegurado que la sociedad civil y las organizaciones internacionales se están esforzando por "cubrir los huecos" que deja el Gobierno heleno.

Save the Children ha admitido que el Ejecutivo griego tiene la responsabilidad de crear un sistema seguro de recepción, pero ha advertido de que el presupuesto también ha de recaer en la Unión Europea. Por ello, ha instado a los líderes europeos a que avancen en la solución del problema desde una perspectiva a largo plazo y enfocada en los Derechos Humanos con el fin de evitar más muertes en el Mediterráneo.

"El rescate en alta mar tiene que seguir siendo una prioridad pero también es necesario buscar vías seguras y legales hacia la UE, como la reunificación familiar, los visados humanitarios y de estudio", ha comentado Conde. Además, ha recordado que muchas de estas personas arriesgan sus vidas porque huyen de la violencia, los conflictos y la persecución, añadiendo que considera insuficiente la cuota de refugiados acordada por los Estados miembros de la UE. Asimismo, ha pedido a la ONU y a las organizaciones no gubernamentales que garantice que estas personas son tratadas con dignidad y que proteja a los niños.

via -20minutos.es

No hay comentarios