Última hora

La Comisión Europea avisa que el reparto de refugiados es "una obligación humanitaria, no un tema económico"

Los debates sobre el reparto de refugiados en las instancias comunitarias han dado un vuelco en menos de dos meses. En julio, los 28 no llegaron a un acuerdo para repartir a los 40.000 demandantes de asilo que exigía la Comisión Europea, tras el aumento de llegadas a Italia y Grecia. Algunos, como España, decían que no podían asumir estos números. Pero las olas que rebotaron en el cuerpo inerte del pequeño Aylan Kurdi y las imágenes diarias de miles de refugiados abandonados en las calles húngaras han removido la escena política europea y la Comisión volverá a presentar una nueva cifra de reparto: este miércoles anunciará la distribución de alrededor de 120.000 refugiados, según fuentes comunitarias, con un mayor respaldo.

A las nueve de la mañana está previsto un discurso del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el que se espera que anuncie su nueva propuesta. En mayo, entre las reticencias para aceptar a 40.000 refugiados asomaban la insuficiencia de medios. El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, dijo que España solo aceptaría a las personas a las que pudiera garantizar un nivel de vida digno. Fueron 1.300 refugiados de los 4.288 que le pedía Bruselas.

Ahora, con el tema del reparto de nuevo en la agenda europea, la cifra será mucho más ambiciosa, de 120.000 refugiados más según han adelantado fuentes comunitarias. A España, le corresponderían unos 15.000, según estas informaciones. La Comisión Europea recuerda que las cifras, a las que acompañará una dotación económica de unos 6.000 euros por refugiados, no deberían ser regateadas con la calculadora y los presupuestos en la mano. "Entendemos que el reparto de refugiados es una cuestión de obligación humanitaria, no económica", afirmó este martes el portavoz de la Comisión Europea en España, Dimitri Barua , en un encuentro con los medios.

Los fondos que dará Europa

Según la previsión de Barua, la Comisión ofrecerá previsiblemente una cantidad media similar a la ofrecida en mayo –6.000 euros por refugiado–. Además, los países miembros tienen acceso a los Fondos de Asilo, Migración e Integración (FAMI), con un presupuesto de 3.800 millones hasta 2020, de "los que España es uno de los países que más recibe", indicó el responsable de la Comisión. En la base presupuestada, España tiene asignados 257 millones en este concepto.

Por otra parte, "los estados que lo necesitan pueden solicitar recursos de emergencia" en materia de Migración y Asilo, continúa Barau. En 2014, dice, "España recibió 10 millones de euros para Ceuta y Melilla". El Fondo Social Europeo, añade, también tiene recursos que pueden ser solicitados para integración. "Y el dinero que asigne cada estado miembro".

Ya en mayo, algunas ONG ya apuntaron que la cifra de 40.000 era reducida: las aguas del Mediterráneo devolvían a las costas italianas y griegas, en ocasiones, a unas 2.000 personas en un solo día. Además, recordaban que países con situaciones económicas mucho más complicadas que la UE, como Turquía y Líbano, estaban esforzándose mucho más que el viejo continente en la mayor crisis de refugiados desde la segunda guerra mundial. Líbano, con una población de unos 4 millones de personas, acoge a más de un millón de refugiados.

Acnur recordó en su último informe anual que el 86% de los refugiados en el mundo sobrevive en países en desarrollo.

De momento, Alemania y Francia, que sí aceptaron la cuota asignada en mayo (Alemania incluso la superó) ya han expresado su respaldo a las nuevas cifras que le encomiende la Comisión y piden un sistema de reparto "obligatorio y permanente". Reino Unido también ha aumentado la cifra de refugiados que está dispuesta a acoger, pero no en el plan de reparto dentro de la UE sino desde países ajenos a Europa: de los 2.000 refugiados en dos años a 20.000 en los próximos cinco.

El Gobierno de España, tras decir hace unas semanas que el país estaba "saturado", ahora también dice que aceptará la asignación que le encomiende Bruselas. Una vez Bruselas plantee el nuevo plan, los estados miembros discutirán sus posiciones el próximo 14 de septiembre.

via -eldiario.es

No hay comentarios