Última hora

"La inmigración en españa es en su mayoría legal", aunque decir esto "no da votos"

Consuelo Rumí
La secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, afirmó este martes que la inmigración en España "es en su mayoría legal", con casi 300.000 autorizaciones en 2018 para personas que "han venido a trabajar, estudiar o emprender legalmente a nuestro país".

Rumí realizó estas declaraciones en la Comisión de Trabajo y Migraciones del Congreso de los Diputados, donde lamentó que "poner el foco en la inmigración irregular es lo que da votos" y decir lo contrario no.

En su opinión, "la presión migratoria que Europa ha soportado desde la guerra de Siria en 2015 ha impulsado movimientos populistas que sitúan al inmigrante como origen de todos los males". Quien así actúa, agregó, manifiesta "una actitud inmoral e indecente", y pidió "sacar la inmigración de la contienda política".

En esta línea, Rumí criticó que "se tome una parte por el todo y se hable siempre de inmigración ilegal", cuando lo cierto es que la realidad de la inmigración en España es otra.

De los 5,5 millones de ciudadanos extranjeros, 3,3 son de la UE y 2,2 pertenecen a terceros países, explicó. De estos últimos, el 83,5% son de larga duración (esto es, no han llegado en los últimos años).

Agregó que en 2018 se concedieron unas 100.000 autorizaciones de residencia, a las que hay que sumar otras 180.000 entre nuevos registros de ciudadanos comunitarios, permisos para la realización de estudios, permisos de trabajo, contrataciones en origen, etc.

"En total hablamos de casi 300.000 autorizaciones de personas para venir a trabajar, estudiar y emprender legalmente en España", destacó Rumí.

MÁS CONTRATACIONES

Según la secretaria de Estado, "la política migratoria no cabe ni en un titular de prensa ni en un tuit". "El responsable político no debe ignorar la migración, pero no puede simplificarla" de esa manera, añadió.

A su juicio, es verdad que "estamos ante un cambio de ciclo migratorio, pero (su solución y gestión) no han de venir del cierre de fronteras, sino del fomento de una inmigración legal, ordenada y segura". "España envejece, Europa envejece", prosiguió, y "aunque tenemos un porcentaje alto de desempleo, hay muchos puestos de trabajo sin cubrir".

En esta línea, recordó que el último informe de IDEF estableció que España necesitaría la llegada de 260.000 inmigrantes netos al año hasta 2050, y agregó que "son muchos los informes en esta dirección". "Sabemos que el mercado laboral va a necesitar un complemento migratorio", y "si logramos diseñar una política adecuada, esta será ordenada, segura y legal". "Un Gobierno socialista lo hizo posible hace años, y un Gobierno socialista lo puede volver a hacer", concluyó Rumí.

(SERVIMEDIA)

No hay comentarios