85% de los españoles sólo aceptaría inmigrantes con contrato de trabajo

Share:
Centro de Investigaciones Sociológicas
La mitad de los encuestados en el barómetro cree que se necesita mano de obra de otros países.

Un 85% de los encuestados en el barómetro del CIS de mayo afirma que la política más adecuada con respecto a los trabajadores inmigrantes es permitir la entrada sólo de aquellos que tengan un contrato de trabajo, mientras que el 42,7% estima que los españoles tratan a los extranjeros con desconfianza.
EFE / MADRID

El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas de mayo se ha realizado con una muestra de 2.496 entrevistas en 168 municipios y 45 provincias, a mayores de 18 años de ambos sexos, entre los días 27 y 31 del pasado mes, y recoge catorce preguntas sobre inmigración y extranjería.

El 42,8% ve "más bien positiva" la inmigración para los países que la reciben, frente al 28% que la ve más bien negativa. El 53,7% dice creer que en España se necesitan trabajadores inmigrantes, mientras un 35,3% opina que no se necesitan; el 75,2% dice no importarle nada que sus hijos compartan la misma clase en el colegio con niños de familias inmigrantes extranjeras.

Además del 85% que sólo dejaría entrar a los inmigrantes con un contrato de trabajo, hay un 7,2% que permitiría la entrada de los trabajadores extranjeros sin poner ningún obstáculo legal, y y un 3,6% que prohibiría por completo su entrada en España.

Condiciones de vida

A la pregunta de como tratan los españoles, en general, a los inmigrantes extranjeros, el 42,7% dice que con desconfianza; el 16,1%, con amabilidad; el 14,3, con indiferencia; el 9,7%, igual que si fueran españoles; el 8% con desprecio; y el 1,6%, con agresividad.

Respecto a las condiciones de los inmigrantes y su vida en España, un 34% cree que viven mal, frente a un 33,7% que opina que viven bien. El 61,2% de los encuestados dice haber tenido alguna vez relación o trato con inmigrantes en España.

Para la mitad, quitan trabajos

Un 79,7% de los sondeados está de acuerdo con que los inmigrantes procedentes de países menos desarrollados desempeñan trabajos que los españoles no quieren hacer; un 48,2% cree que los inmigrantes quitan puestos de trabajo a los españoles; y un 62,3% opina que al aceptar sueldos más bajos, los trabajadores extranjeros hacen que bajen los salarios de los españoles.

El 31,8% dice que las leyes que regulan la entrada y permanencia de extranjeros en España es más bien tolerante; un 23,5% demasiado tolerante; un 12,1% correctas; un 12% más bien duras; y un 2,4%, demasiado duras. El 51,5% de los encuestados cree que la intención de los inmigrantes que llegan a España es quedarse definitivamente a trabajar y vivir, mientras que un 35,4% asegura que quieren permanecer un tiempo y, después de ahorrar algún dinero, regresar a sus países de origen.

No hay comentarios