Última hora

Gobierno restringirá la subcontratación aunque no tenga el acuerdo de la patronal

Caldera justifica la medida para reducir el empleo temporal. Rectifica su promesa de no hacer ninguna reforma de calado sin el respaldo de los agentes sociales. También aumentará el control sobre los autónomos dependientes.

M. Valverde / Madrid. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera quiere incumplir su objetivo de reducir la contratación temporal a toda costa en esta legislatura. Incluso, aunque sea rectificando en su promesa de no hacer niguna reforma de calado sin el respaldo de la patronal y los sindicatos.

En su comparecencia ante la Comisión de Política Social y Empleo del Senado, Caldera anunció ayer su intención de reformar la legislación laboral para reducir la subcontratación de actividad y, en consecuencia, de empleo temporal, que se está extendiendo entre las empresas españolas para reducir costes."Sí, vamos a revisar el régimen de contratas y subcontratas. Desearíamos que fuese a través del diálogo, pero si no fuese así, en este campo, en esta materia, el Gobierno regulará".

Precisamente, la restricción de la subcontratación es una de las cuestiones que puede enfrentar al Gobierno con la patronal CEOE. Los empresas consideran que, hoy en día, esta práctica es imprescindible para reducir costes y flexibilizar sus relaciones laborales. De hecho, ésta fue una de las cuestiones por las que la patronal y los sindicatos no llegaron a un acuerdo en la reforma laboral de 2001. En cambio, se trata de una de las mayores reivindicaciones de los sindicatos.

Un ejemplo de ello es cuando la empresa principal adjudicataria del contrato traslada a una más pequeña la realización de una parte del pedido o de la obra; compañía ésta que puede funcionar con bajos costes y trabajadores temporales y, en algunas ocasiones, sin control alguno de la Administración.

Otra forma de subcontratación es cuando una empresa despide a uno o varios trabajadores de un departamento interno, pero les asegura que van a realizar la misma actividad que hacían antes, aunque, eso sí, ya no corre con sus costes fiscales ni de Seguridad Social. Sencillamente, les obliga a darse de alta como autónomos y a no trabajar con nadie más. Este último caso da lugar a los falsos autónomos, o trabajadores autónomos dependientes. Por esta razón, el ministro también anunció que abordará este régimen laboral.

Declaración terminante
En esta cuestión, Caldera fue terminante: "Debemos abordar las responsabilidades y obligaciones empresariales en la subcontratación", dijo. Directamente ligado con esta cuestión, el ministro reiteró su intención de perseguir la contratación temporal que no tenga causa concreta. "Me niego a aceptar que el elevado trabajo temporal en España responde a la estacionalidad [de algunas actividades económicas]". Por ejemplo, el sector turístico y todas las actividades que le rodean durante el verano, o el comercio, durante las Navidades. Caldera también insistió en que el Gobierno se propone revisar todo el sistema de bonificaciones en las cotizaciones sociales al empleo indefinido. El Ejecutivo acotará más estas ayudas dentro de los contratos dirigidos a facilitar la inserción laboral de las personas con mayores dificultades para encontrar trabajo. Anualmente, se dedican 1.800 millones a subvencionar estos contratos.

Trabajo regularizará a los inmigrantes con empleo
El Gobierno abrirá una nueva vía de regularización de inmigrantes para aquellos que tengan trabajo, aunque carezcan de papeles, y a petición del empresario. La medida, que se introducirá en el reglamento de la ley de extranjería, busca “soluciones individuales por la aplicación del criterio de arraigo”, y pretende demostrar que el inmigrante lleva un tiempo en España. Se trata de una propuesta que ha hecho el Consejo Económico y Social al Gobierno. Con ello, el Ejecutivo también trata también de poner fin a una situación rocambolesca. El empresario no puede dar trabajo a nadie que no este debidamente regularizado, y el inmigrante necesita de ese empleo para normalizar su situación. Mientras tanto, en varios sectores de la economía faltan españoles para ocupar trabajos.

Trabajo revisa las previsiones de creación de empleo
Caldera debió recordar ayer lo que le ocurrió al Gobierno del PSOE durante su primer mandato, entre1983 y 1996, cuando prometió ochocientos mil empleos nuevos en la primera legislatura y lo que ocurrió es que se disparó el desempleo. Así, el ministro de Trabajo rebajó las previsiones de ocupación que dejó el anterior Gobierno del PP en el Plan de Estabilidad y Crecimiento para España. Caldera dijo que “se puede mantener el ritmo de creación de empleo, pero no alcanzaremos el crecimiento” recogido en el Pacto de Estabilidad. Es decir, 1,9% para este año, y el 2,1%, para cada uno de los ejercicios de 2005 a 2007. En cifras absolutas, entre 300.000 puestos de trabajo netos, para este año, y 360.000, en 2007. “Creo que podemos acercarnos a esas cifras, pero alcanzarlas no; me parecen excesivas”, dijo el ministro. Según la EPA del primer trimestre, el empleo crece un 2,6%; 420.000 puestos de trabajo anuales.

Aumentar la contribución de los trabajadores a las pensiones
El ministro de Trabajo deslizó en el Senado que esta reconsiderando otras medidas de aumentar la contribución de los trabajadores a la financiación del sistema de pensiones, y que no suponen aumentar el número de años de cotización obligatoria para calcular la cuantía de la pensión. Actualmente está en quince años, y UGT se niega en redondo a elevar el periodo.

Por esta razón, Caldera dijo que está estudiando aumentar la parte del salario que cotiza a la Seguridad Social -lo que técnicamente se conoce como elevar las bases de cotización-, o dar mayor importancia para cobrar la pensión a los años de contribución de la vida laboral, a partir del décimoquinto ejercicio. Actualmente, con quince años cotizados -el periodo mínimo exigido- el trabajador tiene derecho al 50% de la base reguladora. Con veinticinco años de cotización, al 80% de la prestación, y al 100%, con 35 años.

Incentivar la permanencia en el mercado laboral
Para incentivar la prolongación de la vida laboral, el Gobierno también está estudiando aumentar la revalorización de las pensiones por cada año que sigan trabajando la personasdespués de los 65 años. Actualmente, cada ejercicio adicional en el mercado de trabajo la pensión se revaloriza en un 2%, siempre y cuando no se rebase la prestación máxima del sistema, que supera los 2.000 euros mensuales brutos o los 30.000 anuales. Precisamente, CCOO informó ayer de que el 59% de las pensiones que se cobran en España es inferior a lo que hasta ahora era el Salario Mínimo Interprofesional -460,5 euros mensuales- . En este capítulo de las pensiones, el ministro de Trabajo anunció también que hará compatible la percepción de la antingua pensión del Seguro Obligatorio de Vejez y Viudedad con la pensión de viudedad de la actualidad.

No hay comentarios